OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una de las mejores cosas de haberme venido a vivir a Barcelona es que tiene un puerto precioso. Otros dirán que la playa, pero a mí solo me gusta para pasear, y poder hacerlo rodeado de barcos con un interminable mar por delante se me antoja sencillamente maravilloso.

Soy un amante de las corbatas y en ocasiones todo el look va en función de ella, en este caso es de tonos azules con un dibujo bastante setentero. A partir de ahí tenía claro que la camisa debía ser blanca, compaginada con un chaleco de punto de color gris y vaqueros (¿no amáis los vaqueros? Por aquí los veréis muy a menudo, me temo). Pero lo que realmente completa el look es la chaqueta de azul marino (y mismo corte, un navy), con abotonadura cruzada y hombreras al más puro estilo de cualquier abrigo o americana.

Un detalle: Si te gustan las corbatas pero te molesta llevar el cuello de la camisa abrochado hasta arriba, no lo hagas. Siempre me dejo ese abierto, sí, puede que rompas ciertas normas pero lo primero es ir cómodo. Ir bien vestido pero ir incómodo no tiene sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website