Comunicar,  Pensamientos

El Jueves pasa a ser mensual (y no es baladí)

El Jueves es una institución en la prensa de este país y el que piense otra cosa lo hace más por sus propios prejuicios, o ignorancia, que por los hechos y la historia. Desde su publicación hace ya muchas décadas ha estado presente en los quioscos y tiendas cada semana, siempre con gran desparpajo, humor y mucha sátira que es la marca de la casa. Nada escapaba, ni ha escapado, a la mordaz visión de sus autores con especial predilección por la política y la actualidad.

No en vano esta revista siempre ha tenido muy clara su posición doble de humor e información, y en más de una ocasión me he encontrado con personas que reconocían que estaban al día de lo sucedido gracias a ella. Así era y así fue. La publicación ahondaba en las cloacas, en lo ridículo, en el absurdo y en un gran número de ocasiones no era más que un simple espejo en el que se reflejaba la realidad esperpéntica de la política de pantomima que tenemos en este país (algo que parece ir cada vez a peor).

Esto ya no seguirá siendo así, al menos de forma semanal. En Twitter han informado, y rápidamente ha saltado a los medios, que a partir de febrero pasará a ser mensual (en concreto a partir del 8) en aras de asegurar su vida y publicación. ¿Los motivos? Hay muchos y muy variados, sin duda uno de gran peso es el encarecimiento del papel algo que afecta a todo el mundo editorial, y un tema del que se habla bastante poco la verdad, y también las consecuencias derivadas de la pandemia que nos tuvo encerrados en casa durante meses, además del encarecimiento de la luz (y de todo en general, no vamos a engañarnos).

Por desgracia esto también es una muestra del camino que desde hace años está siguiendo toda la prensa de papel en un periplo que, por el momento, parece abocado a la extinción sin que todavía haya un formato sustitutivo real. Desde antes de empezar la carrera de Periodismo he oído eso de que Internet es el futuro (más bien el presente, ahora y entonces) pero en ciertos aspectos no se ha avanzado todo lo que debería y continuamos atascados en ideas, pensamientos y posibilidades que no llegan. Eso sin contar con que hay toda una generación para la que es complejo y extraño acceder a un ordenador y manejarse con soltura, y no son precisamente unos pocos.

Quizá muchos, esto también es así, se alegren al saber que El Jueves tendrá menos presencia y aplaudan lo que puede que consideren el comienzo de su desaparición. Por suerte esto no parece que vaya a suceder en el corto plazo y la toma de la decisión actual, junto con la suscripción digital que ya hace mucho que ofrecen, es una medida tomada justo para lograr sobrevivir y que la salud de la que goza hoy en día, con sus achaques, siga siendo igual de buena.

Lo que sí es es un momento histórico en la prensa española, igual que lo fue el cierre de la redacción de Barcelona de Fotogramas y varias despedidas más que hemos ido teniendo a lo largo de los últimos años. ¿Qué pasará en una década? ¿Seguirá existiendo El Jueves? Espero que sí, ya ha salido adelante de otros momentos complejos y de varias crisis, y siendo sincero su desaparición sería más motivo de lástima y pesar que de alegría.

De semanal a mensual, parece poco pero no lo es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *