Por tercer año se ha celebrado en Hospitalet de Llobregat el Salón del cine y las series. Una cita que desde su primera edición ha logrado congregar a centenares de personas de Barcelona y alrededores, en gran medida por aprovechar el hueco existente por el llamado boom de las series aunque existían eventos de corte similar (como Serielizados Fest).

Un boom que por otro lado puede decirse que ya ha llegado a su fin, en parte por la normalización del mismo y también por el exceso de producción que ha hecho que más de uno se baje del carro. Puede que por este hecho se notara un cierto cansancio (¿debería decir hastío?) entre parte de los asistentes y expositores del evento, aunque me atrevería a decir que más seguramente la causa principal sea lo repetitivo de la fórmula.

Para los que sean habituales del Salón del Cómic o el Salón del Manga de Barcelona, ambos organizados por Ficomic, sabrán que cualquier tipo de celebración a la larga termina por ser un año el clon del anterior. Algo totalmente entendible en los dos eventos que se acaban de citar por la gran cantidad de ediciones que llevan a sus espaldas, pero que es preocupante en una feria que no llega ni al lustro de edad.

No tiene sentido profundizar en ello, al igual que el evento no aporta realmente nada nuevo o cambios sustanciales tampoco pueden hacerlo unas líneas sobre el mismo. Lo mejor es que os remita a lo que escribí sobre la primera y segunda tanda, ya que casi es lo mismo punto por punto.

Esto no quiere decir que no haya habido hechos interesantes, como la charla del actor David M. Santana (del que veréis una entrevista en esta misma web en breve), la exposición de Harry Potter (que resultará familiar a los que también haya asistido a la Comic Con de Metrópoli Gijón) y otras muestras cedidas por diferentes coleccionistas privados con piezas llamativas. Hay que dar un aplauso también a las diferentes asociaciones, con sus decoraciones y materiales, sin los que este evento estaría realmente cojo.

Con todo esto sobre la mesa es evidente que el Salón del cine y las series tiene todavía mucho trabajo por hacer, ya que si bien como evento logra funcionar esto no quiere decir que lo haga por ser un evento de calidad, solo por ser un evento que aprovechó un hueco.

Toda la suerte para la próxima edición, ojalá llegue cargada de cambios y no de repeticiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website