Cómic,  Comunicar,  Crítica

Black Hammer, el renacer (1)

Es un delito que haya tardado tanto en adentrarme en el universo Black Hammer, no hay otra forma de decirlo. Igual que muchos cuando pienso y consumo superhéroes prácticamente tengo una dieta que consiste en Marvel y DC, con puntuales picoteos de Valiant y otras editoriales, en ocasiones me cuesta salir de esta pequeña zona de confort y es un error no hacerlo. De hacerlo más a menudo hoy por hoy habría leído mucho más de Black Hammer y sin duda eso sí habría sido un acierto.

Este es el segundo volumen que leo de este universo y estoy igual de encantado que con el primero, y puedo asegurar que no será lo último que entre en mi casa de esos héroes. No es Marvel, no es DC, no es Valiant, no lo pretende, sabe qué evitar, sabé qué hacer, sabe por dónde ir, sabe cómo sorprender… es genial, no puede decirse otra cosa.

Sí, este tomo no viene de la nada y existe toda una mitología previa que en realidad no conozco (tan solo unas pocas pinceladas) pero con gran acierto se ha creado una historia propia, independiente y con personalidad que permite ser consumida y disfrutada partiendo de cero. Es un nuevo comienzo, un renacer en estado puro que plantea unas bases fuertes que serán explotadas en un futuro, y mientras vas pasando las páginas te das cuenta de que en realidad ya estás enganchado. No hay vuelta atrás.

El trabajo que realizan Caitlin Yarsky y Jeff Lemire es encantador y adictivo, desprende cariño a las viñetas por cada uno de sus poros. Es una carta de amor al medio, es algo palpable y evidente con dar solo una lectura rápida. O no, ya que por otro lado resulta imposible dar una lectura rápida, quieres disfrutarlo y paladearlo, saber más de los personajes, de la nueva (y a la vez antigua) Martillo Negro, de todo lo que les rodea y de las circunstancias que les han llevado hasta aquí.

No sé qué camino tomará esta aventura pero ardo en deseos de saberlo. Me remito a lo que he dicho hace unas líneas, estoy enganchado al universo de Black Hammer y no hay vuelta atrás. Tened cuidado y pensadlo bien, si abrís el tomo y empezáis a pasar páginas también caeréis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *