Uno de los más atractivos e interesantes personajes de Spider-Verse fue Spider-Gwen. Primero llamó la atención por un diseño realmente precioso, para posteriormente mostrarse como una joven de la que quedaba mucho por contar y seguramente una de las heroínas que más crecerá en los próximos años.

Venga, hablemos de Spider-Gwen.

Conocida en su mundo (es de otra realidad) como Spiderwoman será la total contrapartida de Spiderman en esa dimensión, pasando Peter Parker a ser una versión del Lagarto y como siempre sucede en la vida de nuestro arácnido favorito (arácnida favorita en este caso), todo se complicará y hará que su vida se vuelva cada vez más y más rara.

En este primer tomo que firman Jason Latour, Robbi Rodriguez, Chris Visions y Rico Renzi es inevitable no encontrar ciertas similitudes con la actual encarnación de Batgirl, algo que ya sucedía con Chica Ardilla, no en vano las tres son chicas jóvenes, estudiantes, poseedoras de una gran poder y por tanto (todos lo sabemos) una gran responsabilidad.

Pero aquí lo interesante no es solo ella, es todo ese universo alternativo en el que se mueve la historia. Poco a poco el lector se adentrará para descubrir que mantiene ciertos puntos en común con el regular, pero con el que también ciertas diferencias como otra persona siendo Capitán América, una Norma Osborn que por supuesto tiene esa vena oscura y verde, un Matt Murdock que sigue siendo abogado pero que llega a dar miedo y un George Stacy que conoce el secreto de su hija e incluso hará lo posible por ser parte de esa nueva vida que ella está teniendo.

Por si todo esto no fuera suficiente el arte de Robbi Rodriguez, que se potencia con el gran color de Rico Renzi, hace que la lectura sea fluida y que la narrativa visual funcione por sí misma. Un estilo que nos recordará a algunas de las series de animación del momento, toda una muestra de un mundo lleno de posibilidades, de luz y de vida, alejándose de esa oscuridad que otros intentan meter con palanca en sus periplos por la ficción y que muchas veces es totalmente inadecuada.

Lo mejor que puede decirse de Spider-Gwen: un gran poder, es que para descubrirlo hay que leerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website