Grafito Editorial se ha convertido en uno de esos sellos casi de culto, que poco a poco y gracias a la buena elección de títulos van siendo cada conocidos por más personas, atrayendo nuevos lectores, y publicando material que otros no se atreven a lanzar.

Un claro ejemplo es Objetivo Hedy Lamarr, obra que viene firmada a tres manos (Ángel Muñz, Ricardo Vilbor y Abel Pajares) y que se adentra en la vida de la conocida actriz que da título a la obra. Una mujer que pasó a la historia por ser la primera en aparecer desnuda en un filme, que si bien fue un hito cinematográfico no debió ser el motivo por el que ella tenía que ser recordada.

En realidad esta artista fue mucho más que un rostro bello en una industria que crea y destruye iconos, fue una inventora que estudió ingeniería y patentó la técnica de conmutación de frecuencias, siendo recuperada ahora gracias esta editorial que con buen acierto trae un cómic que está a medio camino entre una biopic y una película de espías.

¿Acaso hay mejor forma de acercarse a la vida de una actriz que hacerlo de esta forma?

Los tres autores funcionan como una sola mente, llevando al lector por las viñetas sin que este sea capaz de soltar el tomo hasta llegar al final, gracias a una historia que se va volviendo más adictiva por las distintas capas de la misma que poco a poco se van mostrando hasta completar el todo.

Su versión de Hedy Lamarr es inteligente y resoluta, ingeniosa y también astuta, es en toda regla una heroína que solo tuvo la desgracia de vivir adelantada a su tiempo, una época en la que una mujer jamás era tomada en serio y por lo que en gran medida fue relegada al ostracismo.

Ahora, solo tienes que ir a tu tienda, hacerte con este cómic y sentarte a disfrutar de una ficción que es muy real.

[sgmb id=”1″]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website