Cómic,  Comunicar,  Crítica

Stargirl: Vacaciones de primavera

Cualquiera que me siga en Twitter o en Youtube lo sabe, me gusta mucho Geoff Johns. Es más, es uno de mis guionistas preferidos, sé que si él está detrás hay un gran número de posibilidades de que el cómic de turno me guste, y otro tanto de que lo disfrute cosa mala (cual cerdo en un barrizal).

¿El motivo? Hay muchos, claro está, pero uno de los principales es su amor y respeto por el concepto de legado, algo realmente importante en el Universo DC ya que de hecho sin el legado no podríamos hablar del Dcverso que conocemos. Héroes que han tenido hijos y herederos, amigos que toman el manto cuando el justiciero ha caído en combate, hijos de villanos que siguen el camino de sus padres o que deciden alejarse de este…

Todo esto es algo que Geoff Johns tiene siempre muy presente en sus obras, algo que queda muy patente en su fantástica etapa en la JSA, en la trilogía Tres Jokers, en la serie de televisión Stargirl y por supuesto en el último cómic publicado por ECC de esta joven heroína, Stargirl: Vacaciones de primavera.

En esta historia, que está encajada dentro del evento denominado Frontera Infinita, el escritor hace lo que mejor sabe hacer, coge el ayer de DC Comics, lo entremezcla con el hoy, y por el camino aprovecha para arreglar algún error de continuidad que lleva décadas presente (sin desvelar nada solo diré atentos a Flecha Verde, el resto ya lo leeréis en las viñetas). Todo ello sustentado por la propia historia de Stargirl, o más bien la de su padrastro, el hombre que en su juventud fue el ayudante de Star Spangled Kid y miembro de Los Siete Soldados de la Victoria.

De esta forma el pasado llega hasta el presente, lo hace para entretener y cerrar cabos sueltos, pero también para presentar lo que será la base de todo un futuro que está por llegar; un futuro representado por la joven Stargirl, por su pasión, por el legado que porta (doble: el de Starman y el de Star Spangled Kid), y por sus ganas de emular a todos los héroes que la han precedido.

Hay que decir, y es importante, que Johns no está solo. No me refiero a Todd Nauck y su más que atractivo dibujo, muy adecuado además para el público a que se dirige, me refiero a Brec Basinger que firma el guion junto a él. Quizá alguno se situé del todo el nombre, pero los que (como yo) sean seguidores de las aventuras catódicas de Stargirl sabrán que es la protagonista de la misma, la actriz que con tan buen acierto da vida a la heroína estelar y comanda una nueva versión de la JSA (con más de una reminiscencia a la Tierra-2 clásica de los cómics).

Stargirl: Vacaciones de primavera es puro entretenimiento, eso pretende y eso logra. Claro está que hablamos de un entretenimiento firmado por Geoff Johns, y cualquiera que sea lector suyo ya sabe qué significa eso. Y para los que no lo sean, que ya tardan, esta es una historia perfecta para adentrarse en su trabajo y, también, en el propio mundo del Universo DC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *