Comunicar,  Invitado,  Marca Personal,  Tira tintas

¿Necesitas motivación? Internet también tiene de eso

A la hora de tener una colaboración en tu blog lo mejor es pedírsela a alguien al que admires, dicho y hecho. Os dejo con las palabras del periodista Nacho del Campo.

¿Necesitas motivación? Internet también tiene de eso

Son multitud de posibilidades las que se pierden en el mar de la red si lo que buscas es un buen discurso motivador. No es cuestión de recogerlos todos, más bien se trata de un paseo por algunos de los más destacables, un recorrido por sus ideas.

Todos conocemos a alguien que, en algún momento, nos ha recomendado un enlace con un mensaje jugoso, profundo, pero al alcance de casi todo el mundo. En ocasiones no se trata más que de un montón de lugares comunes, tópicos, y frases hechas que alguien articula con cierta pomposidad y forzada impostura. Sin embargo, hay unas cuantas joyas perdidas en las profundas aguas de la red global.

Podemos establecer que hay diferentes tipologías en esto de los mensajes motivadores. Existen aquellas que ofrecen una charla de una persona que narra una experiencia o defiende una teoría, al estilo TED. Están, por otro lado, los mensajes publicitarios profundos que venden un concepto en lugar de un producto, una cualidad que siempre está universalmente aceptado como buena.
Y del resto de las múltiples opciones conviene señalar aquellas producciones más bien didácticas que suelen tener un uso formativo en el ámbito empresarial.

De las mencionadas en primer lugar, las conferencias de personalidades impactantes, hay una verdadera corriente relacionada con la educación reglada y sus defectos.
Una buena primera visita en es la titulada Las escuelas matan la creatividad, a cargo del experto británico en educación, Sir Ken Robinson. En su comedida presentación, Robinson defiende que la inteligencia es diversa, dinámica y única, y que nuestra esperanza para el futuro es adoptar una nueva concepción en la que reconstruyamos el concepto de la riqueza de la capacidad humana.

En una parecida linea de pensamiento, merece la pena ver el mensaje que lanza este vídeo de una profesora que, por medio de una experiencia con sus alumnos, muestra cómo funciona el concepto de “indefensión aprendida”; una idea de la psicología positiva, desarrollada por el prestigioso psicólogo norteamericano Martin Selingman.

Un buen remate a las concepciones inmovilizas y aborregadoras de los programas educativos mundiales lo pone el pre adolescente Logan Laplante en su charla conocida como Hackeando la enseñanza. Una más que recomendable narración en la que este chaval, en primera persona, explica la experiencia de la educación en casa, fuera del sistema, y de un tipo de aprendizaje basado en la motivación y la puesta en marcha de los conceptos estudiados.

Fuera del tema de la educación, pero dentro de esta categoría nos encontramos con las conferencias de Emilio Duró, un español que trata de motivar desde el concepto de que no somos tan diferentes, que hay un nivel de felicidad medio para cada persona y que se puede volver a poner emoción en la vida y trabajar de buen humor. Defiende Duró que ya que probablemente no se es un genio, lo que hay que hacer es copiar a aquel que le va bien.

Dentro de los mensajes publicitarios comentados en segundo lugar podemos encontrar multitud de ejemplos, como el caso del Whisky Dewards, que a partir de una frase corta, cerrada y negativa como “no lo hagas”, y apoyado en la bien trabajada voz del cómico Hovik, consigue darle la vuelta al concepto hasta convertirlo en un impulso vital. Otro curioso y cercano es el de Nike, que huye del formalismo del deportista cachas y extra motivado que siempre intenta vender unas zapatillas exclusivas a precio de trufa blanca para centrarse en una idea, “encuentra tu grandeza”.

Un ejemplo más, de entre las casi infinitas opciones meramente didácticas, encontramos una trabajada presentación realizada por inknowation en la que, de una manera amena, creativa y atractiva, hacen una buena presentación de lo que es la famosa zona de confort, tan de moda hoy en día.

Está claro que hay muchás más y que algunas tienen millones de visitas, algo más populistas como el de La mujer más fea del mundo, más preciosistas y románticos como El circo de las mariposas, o más facilones como el manido, efectista y forzado El camino del éxito.

Sin embargo, el que siempre ha tenido una enorme fuerza, ha contado con millones de visitas, y sigue teniendo vigencia, es el discurso Steve Jobs en la graduación de la universidad de Stanford en 2005. Un magistral ensayo en el que Jobs explica su vida desde un prisma de superación, esfuerzo, paciencia, excelencia y motivación. Un texto que habría que estudiar en las escuelas (si es que es necesario que sigan existiendo). Steve Jobs, que fue un experto en la idea que defiende Emilio Duró de copiar aquello que funciona, siempre buscó marcar la diferencia y su ejemplo le sobrevive. Siempre es buen momento para disfrutarlo. Discurso escrito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *