Cómic,  Comunicar,  Crítica

Maestro: Guerra y Pax

Lo cierto es que tras la anterior mini serie del Maestro de Peter David no era necesario nada más, todo se podía haber quedado ahí. Una vuelta al pasado (o al futuro) más que satisfactoria, con algunas respuestas, unas nuevas preguntas, y la demostración de que quedaba mucho por saber.

Por suerte no ha sido así, no se ha quedado todo solo en esa mini serie que Panini recopiló bajo el nombre de Sinfonía en clave de gamma, ya que si bien hubiera bastado estaba claro que el guionista tenía bastante más por contar. Así llegamos hasta este Guerra y Pax, en el que la historia sigue justo donde se quedó, tras los pasos de un Maestro que no hace tanto que ha despertado en ese mundo futuro en el que intenta gobernar con puño de esmeralda.

Pero claro, aunque lo intentemos (y todos lo hacemos) no podemos dejar atrás el pasado. Quiénes somos y nuestros actos es algo que nos persigue toda la vida, en ocasiones para bien y en otras para mal, y claro está que en el caso de un gigante de color verde que decide convertirse en dictador no será precisamente algo positivo.

Pero es que Peter David eleva la apuesta un poco más cuando en la trama mete al Doctor Muerte, ¿Quién mejor? ¿Acaso puede haber otro personaje del universo Marvel que sea capaz de enfrentarse a un Hulk más poderoso e inteligente que nunca? No, tan solo el mejor villano de todos los tiempos, que una vez más se presenta con un plan oculto bajo el brazo, tan solo responde a sus deseos y estos no son otros que quitarse del medio al Maestro.

Si Dorothy tuvo que seguir el camino de baldosas amarillas, el Maestro tendrá que seguir un camino de destrucción, de muerte, un camino que le lleva hasta los abismos y en el que se encuentra tanto como se pierde. O citando a Nietzche “Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, también éste mira dentro de ti.”.

El viaje del Maestro no ha terminado, tan solo acaba de empezar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *