Cómic,  Comunicar,  Crítica

El Maestro está de vuelta (con Peter David, claro)

Hay personajes que nacen para convertirse en iconos. No es algo que pueda planearse, sencillamente sucede. Su aparición en las viñetas es tal que marcan para siempre al lector, logrando que perdure en su mente y en sus recuerdos.

Eso mismo sucede con el Maestro, ese Hulk anciano que gobierna con puño de gamma y del que realmente apenas se sabía nada en el momento en que fue mostrado por Peter David y George Perez. Pero tenía algo que le hacía fascinante, un aura de peligro y misterio que impregnaba cada poro de su piel.

Tras de sí dejó más preguntas que respuestas, y aunque en ocasiones se ha recuperado al personaje en realidad quedaba mucho por explicar del mismo. Para empezar, ¿cómo llega Hulk a convertirse en él? ¿Qué camino sigue para ello? ¿Y todos los héroes y villanos? ¿Qué pasó con todos?

Ahora, Peter David está de vuelta para explicarlo, al menos en parte, en Maestro: Sinfonía en clave de gamma. Un viaje hasta el futuro (imperfecto) en el que se desvelarán muchas de las claves del Maestro y su mundo, de la evolución del gigante esmeralda con el paso del tiempo desde que empiece esta historia hasta su llegada a un trono que considera suyo por derecho.

El escritor no se conforma con hacer un simple fan service, aunque lo sea (eso no puede negarse), pero aprovecha la ocasión de regresar a una de sus creaciones más icónicas para demostrar su buen talento y recordar a los lectores el porqué es uno de los autores más recordados de Hulk. No duda en ahondar en la mente del personaje, en sus dudas y miedos y, una vez más, jugar con la idea de las diversas personalidades que viven dentro de su desestructurada psiquis.

Igual de caótico es el mundo que ilustran Germán Peralta y Dale Keown, totalmente inmersos en la idea de mostrar una distopía que en cierto sentido recuerda, es inevitable, al futuro de Días del futuro pasado y El viejo Logan (cuyo Hulk anciano bebe en parte del Maestro). De esta forma se logra que el lector se encuentre como en casa, a pesar de que sea un lugar inhóspito y desolado, una sensación que está presente desde las primeras páginas y que solo va a más según avanzan las viñetas.

Por el camino esta miniserie aprovecha para mostrar más de ese desolador futuro y expandir también la historia de los secundarios, el universo que tiene en sus manos se torna real y promete que mucho más está por venir. Y así será, en la secuela Maestro: War And Pax, que se publicará en fechas futuras en España.

Maestro: Sinfonía en clave gamma no es final, tan solo el comienzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *