Cómic,  Comunicar,  Crítica

Fearscape: el terror de lo mundano

Este cómic no es lo que parece a primera vista, o quizás si lo sea. La portada hace pensar en una historia de fantasía y terror, y es así. Hay fantasía y terror, pero no de la forma que suele ser habitual. Lo que aquí ahí es un horror más real, más cercano, más del día a día; una maldad inherente a nuestro mundo de la que parece no haber escapatoria.

El protagonista de esta historia es un traductor que desea convertirse en autor pero las musas no parecen estar de su lado, al menos hasta que una de ellas aparece ante él, y parafraseando de forma libre a Robert Frost: eso es lo que lo cambió todo. A partir de ese momento la realidad y la ficción, lo ordinario y lo fantástico, lo posible y lo imposible, se entremezclan sin que seamos capaz de discernir dónde empieza uno y dónde acaba el otro.

Poco a poco el drama se va abriendo paso, las capas de la cebolla caen dejando ver el corazón del relato que está creciendo ante nuestros ojos. Una obra teatral de la caída a los infiernos de su protagonista, un viaje sin retorno que bien podría haberse evitado de haber menos oscuridad dentro de su alma.

Quizás esta oscuridad está latente dentro del mundo, dentro de las personas. Y aquellos que se muestran entre nosotros igual que gigantes dignos de admiración también pueden ser los que tengan pecados más terribles, y que más deseen ocultar de la vista de los demás.

Fearscape es un relato inquietante que bebe a partes iguales del género de la fantasía y del terror, logrando crear una historia espeluznante que hará que los viajes a Narnia no vuelvan a ser iguales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *