No sé si Vengadores: Infinity War será una película recordada por ser la mejor película de cómic, pero en mi opinión sí lo será por no dejar a nadie indiferente. No importa si sigues o no la saga, si lees cómics o vas a verla por los actorazos que aparecen en escena, te sumirás en una montaña rusa de emociones y sensaciones que te dará el respiro justo para sumirte de nuevo en una vorágine de eventos. Apretad bien los cinturones.

Marta Beren, correctora editorial

Vengadores: Infinity War engloba una década de creación de un universo cinematográfico y construye una historia que nos sorprende por ir más allá de lo que esperábamos de ella. Nos hace reír y llorar al tiempo que nos ofrece escenas de acción espectaculares y una tensión que nos invade hasta explotar en un sinfín de emociones encontradas al final. La única conclusión lógica que uno puede sacar al salir del cine es que quiere volver a verla.

Jordi Olivera, traductor audiovisual

Vengadores: Infinity War es una gozada de principio a fin. La película no deja de avanzar continuamente, llena de acción espectacular y nada gratuita. Un espectáculo visual que se multiplica si conoces bien el universo que Marvel se ha esforzado en crear y cohesionar a lo largo de diez años.

Toni Kudo, editor de LetraBlanka Editorial

Marvel ha hecho lo que muchos quisimos hacer de críos con nuestros muñecos, han agarrado la colección entera y la han puesto sobre la alfombra, una tarde loca de juegos a lo grande, el mayor espectáculo que ha dado esta saga, y con un final por ahora, que ha sido un bajonazo, que por otra parte yo me estaba esperando, pero aparentemente mucha peña neófita en estos personajes no tanto, y abandonaron la sala antes de ver la escena post-créditos. Los que solo conocen el universo Marvel de las pelis son sin duda los que mayor impacto han debido sentir. Los que llevamos siguiendo estos cómics desde los ochenta solo esperamos a ver como logran redondear esto para que no quede muy gratuito.

Nacho Fernández, dibujante de cómics

En estos momentos de sobrecarga de películas de superhéroes era muy fácil cagarla con una apuesta así… Pero Vengadores: Infinity War no solo no decepciona, sino que te mantiene en tensión durante dos horas largas hasta el impactante clímax que deja claro que no hemos visto sino la primera parte de la historia. A destacar Thanos, desde el primer momento se come la pantalla.

Raúl Martos, librero en frikea.es

La Boda Roja de Marvel. La primera película de superhéroes que puede provocar un serio estrés postraumático. Vengadores: Infinity War es una epopeya de tal magnitud a nivel técnico, de pulso narrativo y de nivel emocional, que hasta los más profundos haters del MCU tienen que morderse la lengua. Los hermanos Russo se plantan una vez más muy por encima de cualquier otro director que haya pasado por Marvel Studios –y esto, como fan incondicional de Whedon, me duele admitirlo-. Acción en estado puro, emoción, un ritmo trepidante y un villano terrorífico pero con el que puedes identificarte. Con un casi imperceptible guiño a Arrested Development, como es habitual en los Russo. Una película, a falta de una expresión mejor para definir tamaña grandeza, redonda.

Jöse Sénder, diseñador gráfico

Vengadores: Infinity War re define la ópera del fantástico de superhéroes recordándonos que el cine es el medio narrativo social y plural definitivo. A tres capítulos de acabar la primera temporada de Feige, los Russo vuelven a coronarse como los reyes de la épica: argumento sólido, personajes redondos y un ritmo trepidante, con una cinematografía cuidada y temas rara vez tratados en filmes de este calibre. Emocionante a tantos niveles como personajes. No deja indiferente.

Sergi Paéz, guionista en Time Box Pictures

Posiblemente, Vengadores: Infinity War sea la experiencia más parecida a un concierto de rock que he visto en un cine. Un evento de masas, esperado desde el momento en el que Thanos asomó el perfil en Los Vengadores, con un público entregado, dispuesto a vitorear, aplaudir, sufrir y hasta llorar con cada personaje. Los Russo han conseguido lo que a Whedon se le atragantó en Vengadores: La Era de Ultrón: poder manejar un proyecto tan mastodóntico sin que se les escape de las manos en ningún momento, permitiéndose además el lujo de profundizar en el villano como si del protagonista se tratase. Aún así, no, no es una película perfecta, pero los lectores de cómics ya sabemos que los macro eventos nunca destacan por su calidad a prueba de balas. Bastante tienen con cumplir las mayestáticas expectativas del público. Y, en ese sentido, Infinity War lo consigue sobradamente.

Conrado “Entiman” Martín, ilustrador

Ilustración de Conrado “Entiman” Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website