En el pasado Tierra 2 fue durante mucho tiempo la dimensión desde la que los héroes veteranos vivían sus aventuras. Todos aquellos que aparecieron en la llamada Edad de Oro entre los que se contaban el Doctor Fate, Flash (el original), e incluso versiones de más edad de Batman (que llega a casarse) y Superman (al que generalmente se representa con canas); todos ellos unirían sus fuerzas al formar la Sociedad de la Justicia de América o la JSA.

Este supergrupo ha sido el perfecto ejemplo del legado que era seña característica de DC Comics, con los hijos y nietos de los justicieros y sus villanos viviendo sus propias aventuras. Algo que por desgracia se ha perdido en los últimos tiempos y que con el renacimiento que en breve veremos se pretende recuperar.

Legado y tierras paralelas. DC en estado puro. Todo esto se traslada a Sociedad de Tierra 2: la caída de un planeta, un tomo en el que el grupo de superhéroes de ese mundo en la cronología actual debe unir sus fuerzas para encontrar su lugar en el nuevo mundo.

Una nota antes de seguir, este cómic requiere estar al tanto de eventos anteriores de Tierra 2 y de los héroes que conforman esta sociedad. De no ser así la historia, que bien puede resultar entretenida, no será de fácil comprensión. Este es un caso en el que es totalmente necesario saber de antemanos qué se va a leer, quiénes son los personajes, qué ha sucedido y ser el público directo para la historia que cuenta Daniel H. Wilson junto a Jorge Giménez y Alisson Borges.

Lo cierto es que a pesar de que su trabajo en lo que a trama se refiere, que funciona y muy bien, lo que puede resultar más interesante al lector es sentarse a disfrutar de las diferencias entre esta realidad y la nuestra. Algunos personajes en esencia son los mismos, todos ellos están hechos de la madera de los héroes, pero las variaciones que se han hecho en sus patrones básicos hacen que lleguen a nosotros de una forma totalmente nueva.

Así tenemos a este Batman que en un primer momento nos hace pensar que es Thomas Wayne, salvo que ahora mismo el hombre que lleva la capa del murciélago es otro ya que su antecesor falleció durante los actos de Convergence. Un Jay Garrick más joven de lo que jamás le hemos visto ser, un Superman que no es el habitual Clark Kent y un Linterna Verde que tiene más de fuerza elemental que de justiciero místico.

Ellos son solo parte de todo lo que está al girar la página, una nueva realidad esperando a ser descubierta que bebe de toda una mitología pre existente, pero que no duda en derribarla para lograr sus fines. Este tomo de Sociedad de Tierra 2: la caída de un planeta se plantea como el inicio de toda una nueva realidad, en parte anclada en la regular pero que se aleja para crear su propia mitología.

Un tomo no apto para no iniciados pero que a la vez es una promesa de todo lo que está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website