Voy a ser claro y sincero: Pepino, héroe de leyenda, es una obra cuqui. Si, tal cual. Es cuqui, entrañable y dulce. Igual de dulce que el bollo que te tomas a media tarde para merendar, quizá con unas chucherías para terminar de redondear el día. Es igual de mona que lo fue Trolls, y al igual que la divertida película de animación tiene también bastante de auto parodia y una cierta mala uva que hace de esta una lectura desternillante.

Ya desde un primer momento su autora, Gigi D.G., va desmontando tópicos y lugares comunes del género de la fantasía heroica, comenzando con el propio protagonista. Pepino, quien tiene que ser, a su pesar, un héroe de leyenda mientras que su hermana, la que es realmente capaz de serlo, solo se encuentra con personas que piensan que no debería por el hecho de ser una chica.

De esta forma la historia avanza y presenta personajes bien conocidos por todos, como una reina malvada, su séquito de traidores, el padre del teórico héroe o la habitual oráculo que le otorgará su misión sagrada. Todos ellos tratados con mucho humor y una gran dosis de ironía por Gigi D.G, logrando por un lado la risa del lector (que conviene que esté familiarizado con este género) y por el otro crear realmente una aventura llena de magia e ilusiones, en la que todo es posible.

Según avanzaba en la lectura no podía dejar de pensar en otras obras, como la citada Trolls, el genial Mundodisco de mi siempre idolatrado Terry Pratchett, o Timo, el aventurero, de LetraBlanka Editorial. Con esta última guarda varias similitudes, desde la corta edad de su protagonista, lo encantador de su estilo de dibujo, y también el ser una trama aventurera en toda regla a la que se salpica de humor y buen rollo (no hay otra forma de decirlo) a lo largo de sus paginas.

El mundo que ha creado Gigi D.G. es maravilloso, divertido, fantástico, dulce y muy cañero. Qué ganas de que salga ya el segundo número.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website