Las películas sobre robos ejercen un extraño efecto de atracción en el público, logrando que siempre se simpatice con el delincuente en vez de con las fuerzas del orden. En muchas ocasiones es que en realidad a pesar de romper la ley no es un villano, solo una persona que toma una decisión en un momento dado de su vida.

Se pueden citar los títulos Un plan brillante y Un golpe con estilo como ejemplo, en ambos casos contando con Michael Caine como cabeza de cartel y líder del acto que se va a cometer. Una serie de acciones que son explicadas al dedillo y que siempre resultan lo mejor de este tipo de filmes, a menos que los personajes tengan tal carisma que realmente lleguen a eclipsar al hecho mismo.

Sí, justo como sucede en Oceans´s Eleven.

La original

En el año 1960 llegó a los cines Ocean´s Eleven, titulada en España La cuadrilla de los once, encabezada por Frank Sinatra, Dean Martin y Sammy Davis Jr., es decir por la icónica segunda encarnación del grupo llamado The Rat Pack.

Aquí la historia presenta a un grupo de amigos que lucharon juntos en la Segunda Guerra Mundial y quince años después de la misma se reúnen para una nueva misión: robar cinco casinos de Las Vegas la misma noche.

La película es de visión obligada, tanto por su trama como por el largo listado de actores que participan en ella, destacando nombres como Peter Lawford y Angie Dickinson (también miembros de The Rat Pack) o Cesar Romero, el inolvidable Joker de la serie de los sesenta de Batman.

El remake

En 2001 se estrenó Ocean’s Eleven: Hagan juego, remake del título antes mencionado en el que se daba nueva vida a Danny Ocean que pasaba de tener el rostro de Frank Sinatra al de George Clooney, rodeado de talentosos nombres como Brad Pitt y Elliott Gould como miembros de su equipo. Al otro lado estaba Andy García como el empresario Terry Benedict, al que precisamente quieren robar y que en ocasiones llega a dar auténtico miedo en el filme.

La dirección corrió a cargo de Steven Soderbergh (os recomiendo su telefilm Detrás del candelabro, biopic de Liberace), que apostó por el estilo en todo momento. Desde el vestuario de los personajes, a sus maneras, escenarios y trabajo de cámara, logrando un éxito que haría que después llegaran dos secuelas. La primera fue Ocean’s Twelve: Uno más entra en juego que logró mantener (casi) la calidad y carisma de su antecesora, y la siguiente fue Ocean’s 13 que agotó la fórmula.

El spin off

Ahora en 2018 llega la muy anunciada Ocean’s 8, película cuyo cartel lideran Sandra Bullock, como Debbie Ocean (hermana de Danny Ocean), y Cate Blanchett como su brazo derecho al igual que Brad Pitt lo era de George Clooney.

La trama comienza de la misma forma que Ocean´s Eleven, en este caso con la protagonista sentándose en la silla de la vista en prisión para lograr su libertad y nada más salir teniendo ya en mente el robo que va a realizar. Y es que al igual que a su hermano esto es lo único que se le da bien, como ella misma dice.

No es este el único paralelismo que habrá entre el filme y los anteriores, algo que en ningún momento se trata de esconder y de lo que se aprovechan el director Gary Ross (que además firma la historia, y que se ganó mi corazón con Pleasantville) y la guionista Olivia Milch que apuestan por usar elementos como un vestuario lleno de estilo, un grupo de ladronas algo excéntricas y una música que casi es un personaje más.

A lo largo del metraje habrá más de una referencia, y cameo, que nos recuerde dónde estamos y que todo viene por Ocean´s Eleven, pero eso no impide que el producto sea muy disfrutable y totalmente adecuado para una tarde de verano. Solo se pretende entretener y hay que reconocer que se logra, con creces.

Destacan los momentos en los que Anne Hathaway y Helena Bonham Carter comparten pantalla, que se convierten por derecho propio en lo mejor del título. Hay que mencionar también a Sarah Paulson, a la que debéis ver en la recomendable serie Studio 60, y a James Corden, uno de los actores cómicos más queridos del momento, que a pesar de su breve aparición logra meterse al público en el bolsillo.

Ocean´s 8 bebe directamente de la saga original, pero por el camino crea su propia historia e intenciones, que a pesar de quedar estas cerradas nadie dice que las criminales no vayan a volver al cine, quizá con una nueva incorporación para una teórica Ocean´s 9.

Las mesas están abiertas, hagan juego. Y vigilen sus carteras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website