Cine,  Comunicar,  Crítica,  Entrevistas

La importancia de los efectos visuales

Los efectos visuales son algo imprescindible en el cine, y más según lo concebimos hoy en día. Por ello no es de extrañar que fueran dos las charlas enfocadas a hablar sobre el tema en la Malta Film Week, una fue cortesía del veterano Sam Nicholson, al que pudimos entrevistar, y la otra vino de la mano de Matthew Pullicino y James Spiteri, miembros de Stargate Studios Malta.

Según explicó Pullicino, el primero en hablar, lo que hacen los efectos visuales es mejorar la imagen, proporcionan seguridad a los actores (al poder emularse escenas de riesgo sin riesgo alguno) y además logran abaratar el coste total del producto, lo que en una industria como la audiovisual siempre es algo a tener muy en cuenta.

Pero lo más importante de toda su ponencia, al menos en mi opinión, fue la siguiente sentencia: “Not every movie needs VFX” (No todas las películas necesitan efectos visuales). Un punto que quisieron dejan muy claro, en lo que ya era una conferencia cristalina.

Pero si bien en el canal tenéis un pequeño vídeo sobre su exposición, por mi parte pude charlar unos muy breves minutos con James Spiteri justo antes de que comenzara la conferencia de Sam Nicholson. Apenas tuvimos tiempo para profundizar realmente en su trabajo, pero eso no impidió que sus respuestas fueran realmente interesantes.

Para ti, ¿qué es lo mejor de trabajar en efectos visuales?

Las posibilidades, las posibilidades que tienes cuando estás leyendo la historia. Nos imaginamos lo que será la producción, lo que puede ser con efectos. Tenemos la posibilidad de disfrutar de esta tecnología y también la posibilidad de ayudar al al director y al equipo para pensar más allá de los límites del escenario.

Eso es lo que me encanta, ya que cuando estás leyendo un guion el personaje hace lo que el guionista imagina en su mente, son posibilidades pero solo en su mente. Nosotros con el trabajo que hacemos debemos tener en cuenta qué podemos hacer, qué será lo más duro y más si tienes un presupuesto limitado. Tenemos que trabajar dentro de eso, ya que puedes estar con un equipo que piensa a lo grande pero los límites son los que son. Tienes que hacer un balance y tenerlo todo claro a la hora de empezar a trabajar.


Trabajáis con producciones de España, Inglaterra, América… ¿qué diferencias hay entre países países?

La diferencia es el presupuesto. Las películas europeas la mayoría de las veces, según nuestra experiencia, tienen recursos limitados para trabajar. No significa necesariamente que no haya producciones en Estados Unidos que también tengan limitaciones, pero las producciones europeas, desafortunadamente, están limitadas en lo que pueden lograr en términos de competencia.

¿A qué se debe?

A veces la gente mira los grandes éxitos de taquilla y dice: quiero hacer eso, pero tú no puedes hacerlo. Pero lo que siento que tiene el mercado europeo son historias preciosas, hermosas historias que si se cuentan bien y se cuentan a un público más amplio, el beneficio puede ser mucho mayor.

¿Cómo se puede llegar a ese público más amplio?

Imagina que estás creando contenido en español, lo estás haciendo en español para personas que hablan español, pero estás en un momento en que Netflix, por ejemplo, o Amazon dan un gran impulso al producto. Incluso en Malta la gente ve series en español aunque no las entienda, pero pueden verlas subtituladas, como ha pasado con La casa de papel. Imagina si solo hubiera estado en español, estás limitado a personas que entienden ese idioma.

¿Las plataformas son un buen apoyo?

En el momento en que la plataforma creció, muchas más personas vieron la serie, incluso en su idioma original. Así que creo que es una cuestión de plataformas y de distribución, una cuestión de hacer llegar lo que quieres contar. Al final del día da igual si eres español, si eres brasileño, si eres maltés o si eres italiano, somos humanos y todos vamos a contar historias que son relevantes para nosotros como humanos.

Gracias por tu tiempo, James.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *