Cine,  Comunicar

Una noche con Colin Trevorrow

Uno de los platos fuertes de la Malta Film Week fue, sin duda alguna, la presencia de Colin Trevorrow entre sus invitados. A pesar de ello su participación en el festival se limitó a su asistencia a la entrega de premios, los Malta Film Awards, en los que fue galardonado, y a un pequeño coloquio en un cine de La Valeta, la capital de Malta; si esto fue debido a su agenda, a decisiones del festival o a la publicista del director es algo que desconozco, pero así es el mundo de Hollywood.

La noche empezó con la proyección de su película de culto Seguridad no garantizada, un divertido filme sobre viajes en el tiempo con mucho humor y una resolución realmente ingeniosa. De hecho, y pasando por un momento al terreno personal, es una de mis películas favoritas del género, y viendo las carcajadas que hubo durante la proyección intuyo que ahora también lo es de otras tantas personas.

Quizá hasta de Steven Spielberg ya que fue la última escena de este título lo que le convenció de contar con él como director para la saga de Jurassic Park, algo que Trevorrow comentó no sin orgullo y no es para menos. Seamos sinceros, ¿quién no querría que un director como Steven Spielberg se fijara en nuestro trabajo? ¡Y para ser parte de una de las sagas más queridas de Hollywood!

De hecho, hay que tener en cuenta que Seguridad no garantizada fue su primera película, un proyecto que tuvo un coste de 750 000 dólares (muy poco para ser un filme norteamericano) y que para él es la historia que quería contar sí o sí. Es más, comentó que ya que nunca supo si haría más películas, la que sí iba a hacer tenía que ser “la única historia que fuera a hacer”. Eso fue en 2012, en 2015 dirigió Jurassic World y en 2022 regresa a esta saga con Jurassic World 3, película que (por el momento) dará cierre a toda la historia.

“The times are changing” dijo, casi como si parafraseara a Bob Dylan, pero se refería a la propia industria del cine y al consumo del mismo, tema en el que también recalaron Roland Joffé y Sam Nicholson (entre otros varios ponentes de la Malta Film Week). Una industria que ha visto cómo el público ha cambiado sus gustos y formas de ver contenidos como por ejemplo con Tik Tok, aplicación que él mismo consideraba una muy buena plataforma para los vídeos cómicos y al éxito de perfiles como el del popular Natcher me remito.

El turno de preguntas y respuestas había llegado a su fin. Ya solo quedaban los aplausos, un infructuoso intento de entrevistarle (al menos pude hablar con él de forma breve) y perdernos entre las calles de La Valetta para disfrutar de la noche maltesa en compañía de otros colegas de la prensa internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *