Cómic,  Comunicar,  Crítica

Historias del Multiverso oscuro: el espejo roto de DC Comics

En los cómics de superhéroes la continuidad y el canon regular pueden ser, y son, un arma de doble filo. Por un lado son lo que hace que los personajes vayan evolucionando y creciendo, algo que es totalmente necesario al hablar de creaciones de tan largo recorrido; pero por el otro, en muchas ocasiones, son una cadena que no permite a los autores desarrollar las historias que ellos quieren y llevar las viñetas por los caminos que desean.

Esto es algo bien sabido por todos, y también algo por lo que más de un artista se ha quejado, pero es parte del juego al estar bajo la supervisión de una editorial y más si hablamos de Marvel o DC. Por esto mismo las historias alternativas son tan atractivas, tanto para los consumidores como para los que las idean, ya que permiten viajar hasta mundos y situaciones que serían imposibles en las diferentes publicaciones mensuales.

Historias del Multiverso Oscuro se adentra precisamente en la versión paralela de hechos bien conocidos del Dcverso, aunque no tanto como posibilidad hipotética y más como realidad palpable tan solo a una realidad de distancia. De esta forma historias tan populares como la muerte y renacimiento de Superman, la caída de Batman ante Bane y su sustitución por Azrael, o la muy lamentada muerte de Blue Beetle a manos de Maxwell Lord toman un camino diferente al que se vio en su día.

Una forma de adentrarse más allá de lo narrado en su momento, de poder explorar lo que solo era imaginación y ponderaciones, pero que ahora se hace real gracias a este tomo recopilatorio de ECC Comics y cuyo valor está definido precisamente por esas situaciones imposibles que se presentan.

No es esta, ni de lejos, la primera vez que DC Comics se adentra en mundos imposibles o imaginarios, no solo por las muchas historias que poblaron la época preCrisis (con Batman y Superman teniendo hijos o retirándose); otro tanto por la conocida línea Otros Mundos, en la que los personajes cambian su época y su día a día para vivir una nueva vida en sitios tan dispares como la Edad Media o la Rusia comunista, entre otros.

Claro que en este caso, algo que en parte resulta curioso (y quizá llamativo), las historias guionizadas por Scott Snyder, Kyle Higgins, Jeff Loveness, Tim Seeley, James Tynion IV y Mat Groom beben más de la premisa de What If? de Marvel Comics que de los mentados Otros Mundos. Una apuesta que se salda en buenos términos, al menos para el lector ya que no tanto para los personajes que verán, de forma inevitable, sus vidas truncadas por el malvado poder del Multiverso Oscuro.

El apartado gráfico queda en las responsables dotes de Javier Fernández, Brad Walker, Kyle Holtz, Aaron Lopresti y Tom Raney. Cinco dibujantes que se han empapado por completo de la esencia de las historias originales, clásicos por derecho propio, en algunos casos emulando trazos e incluso viñetas míticas para lograr todavía más esa sensación de que lo sucedido en la continuidad regular estuvo solo a un suspiro de ser bien diferente.

Atreveos a viajar a una realidad en la que todo salió mal, un mundo en el que el bien se truncó y que, al igual que en el Infierno, se usaron las buenas intenciones para empedrar el camino que no era de baldosas amarillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *