Cómic,  Comunicar,  Crítica

Cinzia, un canto a la vida

Cinzia apareció en la primera historieta de Rat-Man, la genial y cómica creación de Leo Ortolani. Allí era presentado como un cartero cuyo destino era ser… ¡Cinzia, la luciérnaga de la Quinta Avenida! Pero esa, era otra historia.

Ahora, ha llegado, por fin, el momento de conocerla.

Y vaya… No se puede decir otra cosa. La propuesta de Leo Ortolani es emotiva, divertida, sarcástica como solo él puede hacer, delicada y ante todo es muy, pero que muy humana. Casi tanto como la protagonista, esa mujer que está luchando por serlo ante los ojos de todos y lo más importante, ante los suyos propios.

En ocasiones se pierde por el camino, se aleja de su objetivo vital, uno muy sencillo, ser ella misma. ¿Pero quién es ella? Eso es lo que debe descubrir y también lo hará el lector, todo a través de un relato sencillo y honesto, de unas viñetas creadas con gran amor y respeto a uno de los personajes más queridos del autor, pero también de todos los seguidores de las aventuras de Rat-Man.

Esta es una fábula sobre el aprendizaje y el crecimiento personal, es un pequeño cuento sobre el día a día y cómo encajamos en él, con nuestros fallos y aciertos pero siempre buscando mejorar cada mañana. Puede que hoy la sociedad no sea mejor que ayer, pero quizá todo haya cambiado después de acostarnos.

Esta historia me ha hecho reír, me ha enternecido, ha logrado que se me empañaran los ojos y se me erizara el vello del brazo. Eso es lo que Leo Ortolani ha logrado, ha tardado veinte años en llegar hasta aquí, pero sin duda alguna la espera ha valido la pena.

El mundo sería un poco mejor si todos fuéramos como ella, si todos intentáremos ser nosotros mismos y respetar a todos a los demás.

El mundo sería mejor si todos fuéramos un poco como Cinzia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *