Cine,  Comunicar,  Crítica,  Series

¡Han rediseñado a Lola Bunny! Sí, ¿y qué?

Tras muchos años de idas y venidas Space Jam tendrá una secuela en la que los Looney Tunes jugarán de nuevo al baloncesto, solo que en esta ocasión será al lado de LeBron James y no de Michael Jordan (en su momento de mayor popularidad, no hay que olvidarlo).

Sin entrar en si es o no necesaria esta segunda entrega (no lo es, pero la nostalgia hace mucho y mueve masas. No hay más que ver el éxito que tuvo Stranger Things) hay un tema que saltó rápidamente a las ardes, faltó tiempo para preparar piras y encender cerillas contra Warner Bros. y su decisión de…

¡Rediseñar a Lola Bunny!

Drama y tragedia en estado puro en una ópera de tres actos en Twitter.

Lo de todos los días.

Vamos al tema.

Lola Bunny fue un personaje creado específicamente para la película Space Jam de 1996, una coneja atractiva que lucía unas esculturales piernas que casaban bastante poco con el resto de la alocada troupé, y por la que Bugs Bunny cae rendido al segundo de conocerla. Hay que reconocer que su inclusión fue un acierto, hacía falta un figura femenina potente al lado de Bugs y Lucas, y rápidamente ganó un buen número de admiradores.

Claro está que esta popularidad fue aprovechada por Warner Bros., así que la roedora apareció en más productos a lo largo de los años. Estuvo presente en Baby Looney Tunes (en versión bebé), en varios videojuegos y, por supuesto, en diferentes cómics. Su mejor momento, en el que realmente se le dio una personalidad (extraña y enloquecida, pero propia) fue en 2011 en la muy recomendable serie The Looney Tunes Show.

En esta actualización de los personajes clásicos Bugs y Lucas comparten vivienda, y la coneja hace las veces de novia del primero. Si bien hay que decir que ni de lejos es su comparsa, y más bien es la culpable de arrastrar al pobre por mares de locura, una locura generalmente absurda pero muy divertida (como solo saben hacer los Looney Tunes).

Aquí ya sufrió un rediseño que se alejaba de la sexy coneja de Space Jam, lo hacía para adecuarse más al resto de sus compañeros y al resto del universo que compartían. De esta guisa apareció también en 2015 en Looney Tunes: Un perfume nunca visto, en la que ella y Bugs eran los protagonistas absolutos de una divertida aventura que merecía haber tenido más repercusión.

Ese mismo año se estrenaba la serie New Looney Tunes (inicialmente fue Wabbit), que pretendía ser un regreso en toda regla a la esencia más pura y clásica de los personajes, pero siempre adecuándose a los tiempos actuales. En la segunda temporada hizo su entrada Lola Bunny, y una vez más lucía un rediseño (al igual que todos los demás protagonistas) que en este caso era una mezcolanza entre el original y el de The Looney Tunes Show.

Llegamos así hasta 2021, año en que se estrenará Space Jam: A New Legacy, que es lo mismo que decir Space Jam 2. Y sí, de nuevo Lola luce otro aspecto, que en este caso intenta unificar un poco todo lo anterior, de forma que se consigue que tenga coherencia con la película precursora (aunque en los Looney Tunes la cronología y el canon son básicamente inexistentes) pero también que su imagen vaya en consonancia con la del resto de protagonistas.

¡Han rediseñado a Lola Bunny!

Sí, es verdad.

En 2011.

Y de eso hace una década.

Sin contar su versión bebé de 2002…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *