Comunicar,  Entrevistas,  Libros

“Fue la primera mujer que le plantó cara a Hollywood”. Carmen Moreno sobre Marilyn Monroe

Pasan los años y las décadas pero el mito que es Marilyn Monroe no decae, pero digo el mito y mientras que los mitos son eternos las personas somos algo muy distinto. Marily fue un mito y se ha hablado mucho de ello pero no tanto de la persona, de la mujer que estaba detrás, de ese ser humano que sufrió y lloró. Carmen Moreno explora ahora esa faceta humana del mito, lo hace con pasión y con cariño, lo hace a través de una ficción que bebe de la realidad, lo hace en una novela llamada Ellos las prefieren muertas.

¿En qué momento aparece Marilyn en tu vida?

No lo recuerdo. Creo que estuvo siempre, desde aquellas películas de sábado por la tarde o la noche. Después algunas sesiones de Informe Semanal, algunas lecturas de Fotogramas, fotos, fetiches… Y la mirada, esa mirada siempre increíble. Luego ya supe que era miope y de ahí la belleza de su mirada, pero era tarde para mí.

¿A qué se debe la admiración que sientes por ella?

A que fue la primera mujer que le plantó cara a Hollywood, que fue valiente, no se dejó avasallar por los hombres (eso le costó la vida), no cambió su libertad por una vida acomodada, quería seguir creciendo, aprendiendo. Tenía el mismo coeficiente intelectual que Einstein y mucha más sensibilidad. Era una feminista que, además, creía de verdad que no se podía discriminar a nadie por cuestión de raza, sexo o raza. Es decir, una de las pocas demócratas, en referencia a la democracia, no al partido, que he conocido.

¿Con el paso de los años se le ha hecho justicia?

No. La historia la escriben los hombres y ellos han decidido que venía muy bien que Marilyn siguiera siendo la rubia tonta de Hollywood porque eso les permitía alabar a esos “machotes” que presumían de haber estado con ella.

¿Piensas que podría haber llegado a ser profesionalmente más de lo que logró en vida?

Muchísimo más. Si ella sola montó su propia productora para hacer la película que nadie le daba… Billy Wilder, que tampoco es que fuese la bondad con ella, desde luego fue de los que mejor se portaron con ella, decía que era una de las mejores actrices que había dirigido. Escribía una excelente poeta, era especialista en literatura rusa. Dale posibilidades a alguien con esas capacidades a ver qué pasa.

¿Qué hay de cierto y de ficción en esta novela?

Todo es cierto, la ficción solo están en el hilo conductor, en el tiempo, en el tráfico. Nada más.

¿Cómo ha sido tu labor de documentación?

Han sido diez años de leer todo lo relacionado a Marilyn y a los hombres que aparecen en el novela. También estudiar Hollywood y el momento histórico de aquellos Estados Unidos. Además de ver todas las películas que hizo y ver documentales sobre la época y escuchar las sesiones con su psiquiatra. Me ha faltado hacer una ouija para hablar con ella.

¿Si Marilyn fuera una joven actriz de la actualidad cómo de distinta habría sido su vida?

Habría que preguntarle a Scarlett Johanson.

Aunque el icono es bien conocido no tanto la mujer real, de hecho muchas personas ni siquiera saben que Marilyn no era su auténtico nombre, ¿a qué piensas que se debe esto?

A que es mujer. Si no me crees, mira otras mujeres de la historia.

Vamos a elucubrar, ¿qué diría Marilyn si leyera tu novela?

Veo que lo has entendido, que no me has convertido en un chiste. ¿Qué te parece si nos tomamos una copa para celebrarlo?

Y seguimos elucubrando, de forma sucinta, ¿qué querrías decirle si la conocieras?

Confía en mí.

En tu obra derribas a varios gigantes, como la figura de Kennedy, ¿quizá como sociedad nos fijamos más en los mitos que en las realidades?

Como sociedad hemos perdonado cualquier cosa que hicieran los hombres, sobre todo, si era machacando a las mujeres. Eso les hacía aún más hombres.

Como sociedad nos hemos creído las mentiras que nos venía bien porque somos cobardes para enfrentarnos a la verdad.

Hace poco se estrenaba Blonde en Netflix, ¿la has visto? ¿Qué te ha parecido?

Una gran mentira inteligente que ha cumplido lo que buscaba, que se hablara de ella. Nada que ver con Marilyn.

Seguramente con este estreno muchas personas descubran la novela en que se basa, ¿te ha influido el trabajo de Joyce Carol Oates de alguna forma?

Sí, lo tomé como referencia para saber lo que no quería ni debía hacer si quería escribir algo respetable sobre Marilyn.

Se han escrito muchos libros sobre ella, se han hecho películas y documentales, ¿qué tiene para fascinarnos tanto?

Que era de verdad y, eso, es lo más difícil de encontrar.

Con esto terminamos, gracias por tu tiempo y enhorabuena por una lectura tan interesante como adictiva.

Fotografía de Lourdes de Vicente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *