Cómic,  Comunicar,  Crítica

Flash, una celebración de 750 números

El universo de DC Comics tiene a su Santa Trinidad de personajes, es decir, a Batman, Wonder Woman y Superman. Sus estrellas y héroes más importantes por encima de todos, o al menos eso se asume siempre y no suele poner en duda. Pero las historias vienen y van, los villanos aparecen y deben ser derrotados y en ciertos momentos son otros los que pasan, por derecho propio, a la leyenda.

Flash es un claro ejemplo de ello, un nombre sin el que la continuidad de esta empresa no sería la misma, para bien o para mal. Para bien se puede mentar la mítica historia El Flash de dos mundos, en la que el héroe de la Edad de plata y de la Edad de oro se encontraban a través de las realidades, lo que provocó que se abriera la puerta a las tierras múltiples y posteriormente a las infinitas.

Unido a esto estaría el sacrificio último del luchador del bien al final de Crisis en tierras infinitas, corriendo más allá de lo que era posible para hacer todo lo que estuviera en sus manos para salvar a sus amigos, al mundo, a todo el universo. Un momento inolvidable que fue revisitado en la versión televisiva de The CW, siendo el adiós definitivo del actor John Wesley Shipp del traje escarlata (¡que se enfundó por primera vez en 1990!).

Para mal podría hablarse de Flashpoint, que si bien la historia central fue entretenida y trajo al aplaudido Batman de Thomas Wayne, su intento de recrear (o ajustar) el universo DC no se saldó del todo bien y todavía hoy resuenan las consecuencias de esto. También ha tenido su versión televisiva, en la serie actual de Flash que protagoniza Grant Gustin y es la propuesta en la que se basa la película de Ezra Miller que se estrenará, si no falla nada, en 2022.

Y más, la lista sería mucho más extensa. El legado de Flash es rico y poderoso, pasando por diferentes personas que han llevado el traje rojo, o alguna variante, pero también por sus villanos, amigos y allegados. La de Flash es una gran familia que solo crece con el tiempo y en la que todos son bienvenidos.

Hay que comentar que ese clan tiene espacio para antiguos enemigos, y es que si hay algo que destaque de las historia de Flash siempre han sido ellos, los villanos. Por eso no es de extrañar que la primera historia que aparece en este recopilatorio esté dedicada a uno, al Capitán Frío, líder de su equipo y un hombre con el que el héroe tiene una extraña relación casi de amor y odio.

Todo esto es lo que se celebra y homenajea en el tomo de ECC titulado Flash: Especial 750, que coincide (ya lo habréis adivinado) con el número 750 de la numeración americana. Un cómic que se llena de recuerdos y buenos momentos a través de las vivencias de los diferentes héroes que han usado el nombre, ya sean estos enfrentamientos con malvados o historias perdidas hasta ahora.

Ese es el valor que tiene este volumen, el de poder bucear durante unas páginas en la dinastía de uno de los héroes más importantes de DC Comics, aunque no sea parte de esa Santa Trinidad, para explorar de esta forma más de la propia mitología de su universo y, quizá, de lo que está por venir en próximas aventuras.

Por si esto no fuera suficiente, el listado de autores que participan es realmente largo. Destacando los guionistas Geoff Johns, Marv Wolfman, Jeff Parker y Jay Baruchel (sí, el actor), y por el lado de los dibujantes hay que citar a Scott Kolins, Riley Rossmo o Brian Buccellato, entre otros tantos. Se completa la lectura con una serie de artículos en los que se repasa la trayectoria de Flash y sus mejores momentos, desde Jay Garrick aparecido en 1940 hasta el más reciente Renacimiento de 2016 para llegar hasta el momento actual.

Toda una celebración para rendir homenaje a décadas de historias, enfrentamientos, muertes, regresos y a una carrera por el bien que parece no tener fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *