Cómic,  Comunicar,  Crítica

El Pacto, una agridulce historia de terror

El Pacto es uno de esos cómics de los que vas a oír hablar, y al poco empezarás a escuchar con atención. Querrás saber más, ¿qué tiene que está interesando a tanta gente? ¿Porqué hay autores y críticos que lo elogian tanto? Y al final caerás, lo leerás y pasará a ser uno de esos tomos que terminarán con las hojas gastadas y la portada rota del uso.

Paco Sordo ha creado una obra que homenajea a la editorial Bruguera, con esos usos y costumbres que tenía, y a través del lenguaje propio que marcó una época da una historia que pasa de lo divertido a lo terrorífico de una viñeta a otra. O dicho en pocas palabras, y por usar un símil que quizá pueda ser más conocido, imaginad que cogéis Misery y lo mezcláis con Vázquez, con cierta sorna y un gran cariño por la escuela Bruguera.

O, por citar otro lugar común para casi todos, sería como ver el reverso tenebroso de El invierno del dibujante. La tierna y emotiva historia de Paco Roca, que también ahonda en los entresijos de Bruguera, pero vista a través de un prisma oscuro y en ocasiones aterrador en vez del intimismo costumbrista.

Pues eso es El Pacto.

Y todo lo demás que pueda decirse al respecto es innecesario, ya que el auténtico placer es poder leerlo, sumergirse por las páginas que Paco Sordo ha creado emulando el trazo de aquella escuela Bruguera que, dicho de forma directa, estaba siempre a la sombra del gran maestro que era Vázquez. Un genio en toda regla, un hombre cuya realidad se entremezcla con la leyenda, con un talento ha sido elogiado innumerables veces y al que (esto es así) Francisco Ibáñez debe mucho de su estilo, siendo algo más que una simple influencia.

El Pacto no es lo que te esperas cuando empiezas a leer, tampoco lo que piensas cuando ves la portada por primera vez, aunque esta ya augura un lugar oscuro. Es un relato agridulce que viaja con fluidez por el camino del terror y la locura en estado puro, una lectura que no dejará a nadie indiferente. Diría que será un tomo amado u odiado, pero no es así, solo puede ser admirado.

Paco Sordo y Nuevo Nueve han unido fuerzas para lanzar el que va a ser el cómic español del año, es más, creo que al propio Vázquez le habría encantado leerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *