Cómic,  Comunicar,  Crítica

El dios vagabundo: una fábula preciosista

En muchas ocasiones cuando lectores y medios hablamos de cómic tendemos a referirnos al de superhéroes americano, algo entendible y lógico dado el alcance de este. En los últimos tiempos esto ha ido todavía a más, debido totalmente al auge de las exitosas películas basadas en personajes de Marvel que han llevado al género hasta el público generalista de una forma que parecía imposible tan solo hacía unos pocos años.

Pero hay mucho más, muchísimo.

Los superhéroes son solo la punta del iceberg, y de igual forma lo es el cómic americano. Lo tenemos patrio, francés, japonés… En todos los lugares hay viñetas, siempre imbuidas de los toques habituales de cada país aunque en muchos ocasiones se mezclan con los de otros sitios.

El mundo del noveno arte es realmente rico, extenso y ecléctico. Todo tiene cabida, incluso una historia de un fauno venido a menos, que solo busca volver a ser lo que antaño fue. Una fábula preciosista llena de fantasía y magia, en la que todo puede suceder.

Es más…

… en la que todo sucede.

Así es El dios vagabundo que firma Fabrizio Dori (y trae a España ECC Ediciones), autor que debo reconocer me era totalmente desconocido hasta el momento de empezar a leer y que en tan solo ocho viñetas ya había logrado conquistarme con su mundo. Un lugar de belleza irreal, que bien podría ser nuestro planeta visto a través de los ojos de alguna criatura de ensueño, en el que cada persona tiene una historia por contar y por vivir. Al menos los que se atreven a ello.

En medio de todo está Eustis, un enigmático hombre que tiene unos extraños poderes de adivinación y que dice haber sido parte de la corte del Pan. Y lo más sorprendente de todo, es que es cierto. Su historia, su increíble vida, su pecado y el castigo por el que tuvo que abandonar todo lo que era.

Pero la mitología está llena de historias de perdón y contrición, de aventuras para lograr cumplir suenos, y Fabrizio Dori ha apostado por esta vertiente. Por una celebración de lo que es bello y hermoso en el mundo, con unas páginas realmente bellas que beben, a la par que homenajean, del arte de Vincent van Gogh, e incluso se permite una breve aparición del muy conocido pintor.

El dios vagabundo es una maravillosa y preciosa fábula, un cuento que hará viajar al lector por parajes de fantasía y sueños imposibles, haciendo que crea que (quizá) tras ese bosque que ve a lo lejos pueda encontrarse con un dios, con algunas ninfas y con pícaro y encantador fauno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *