Cine,  Cómic,  Comunicar,  Crítica

El ascenso de las Tortugas Ninja: Una versión totalmente enfocada al público infantil

En los años ochenta y noventa las jugueterías se llenaron de caparazones de plástico, unos pequeños muñecos lo conquistaron todo y los pequeños enloquecieron (enloquecimos). Las Tortugas Ninja habían llegado, lo hicieron para quedarse y transformarse con el paso de los años para adecuarse a las nuevas modas y corrientes.

De esta forma llegamos hasta el 2018 y la serie El ascenso de las Tortugas Ninja, enésima revisión del clásico que pretendía ser una nueva revitalización de los personajes creados por Kevin Eastman y Peter Laird. Sus resultados fueron irregulares, de hecho tras dos temporadas no se ha sabido nada más, pero eso no impidió que tuvieran su propia línea de figuras de acción y sus aventuras en el mundo de las viñetas.

Estas se publican en España bajo el ala de la editorial ECC, la misma que está haciendo una gran labor de recolección de los famosos quelonios en sus diferentes encarnaciones. En esta que nos ocupa, es una versión totalmente enfocada al público infantil, con gran dinamismo y un humor acorde al que es habitual en muchas de las producciones de hoy en día.

Que ningún lector adulto pretenda, no debería, encontrar en estas páginas las sensaciones que la serie clásica de los años ochenta le trajo, ya que si bien el enfoque es similar hay que tener en cuenta el gran tiempo pasado. Las producciones para niños de hoy no son similares a las de entonces, y con todo en ninguno de ambos casos resultan una traducción fiel, ni en forma ni en espíritu de los cómics originales de Peter Laird y Kevin Eastman (los cuales recomiendo leer, al menos el primero de todos ya que es la forma de conocer a las auténticas Tortugas Ninja).

Aquí el grupo de cuatro hermanos está conformado por diferentes especies de tortugas, pero es que además cada uno de ellos emula parcialmente el vestuario y estilo de producciones anteriores. Así, en cierta forma, se rinde un homenaje a todo lo realizado anteriormente, que es algo que siempre ha sido muy cuidado en todas las producciones de estos ninjas; si bien cada serie de animación, películas y cómics va por su propio camino, lo hace teniendo en consideración lo anterior.

Por ser más claros, todo lo realizado (sea en cómic, televisión o cine) ha sucedido y es canónico, pero cada situación en su propia realidad (similar al concepto del Hipertiempo de DC Comics). Así los cómics originales tienen su propio dimensión, al igual que la serie de los ochenta o la de los 2000, pero en ocasiones pueden llegar a cruzarse en una aventura, como ya sucedió en la estupenda (y muy recomendable) película Turtles Forever del año 2009.

Este primer volumen de El ascenso de las Tortugas Ninja se define, en la página de ECC, como “en una serie completamente nueva: nuevos personajes, nuevas actitudes y una nueva era de locura mutante da comienzo aquí.”, y lo es. Da lo que promete, entretiene, divierte y logra que incluso los adultos que hemos visto pasar todas las versiones de estos personajes leamos con interés cada una de las páginas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *