#TheDocStyle,  Comunicar,  Marca Personal,  Marketing

5 consejos de comunicación para autores novatos

Tienes una idea, la pasas al papel, logras que se publique y…y…y…

¡¿¿¡¡¿QUÉ HAGO AHORA?!!?!!

1) Debes ir hasta tu público

Hay que tener una cosa clara y es que a menos que seamos personajes públicos o tengamos nuestra propia legión de lectores, la tarea de llegar hasta ellos va a ser nuestra. Hay tal cantidad de material nuevo cada mes que es sencillamente absurdo pensar que por arte de magia vamos a destacar.

No basta con ser bueno o talentoso, debería pero no es así. La calidad de una obra bien puede ser algo relativo, o más bien el simple hecho de gustar, pero si no logras que te vea el público preciso entonces no lograrás nada.

Este consejo no es algo tanto práctico como de concienciación. Si no movemos una piedra, no se moverá sola. Tampoco un libro de tapa dura que pesa un kilo.

2) Ten presencia en redes sociales

Hoy en día esto es un must. La gente está en las redes y tenemos la opción de a coste casi cero poder conectar con ella y dar valor a su paso por las mismas.

No, claro que no es necesario, ni de lejos, estar en todas. Además de una pérdida de tiempo es que es imposible. Delante de nosotros tenemos muchas opciones: Twitter, Facebook, Youtube… Es casi imposible decidirse.

Para hacerlo mira cómo son y de ellas quédate con la que sea más acorde a tus intereses, pero también que sea en la que estés más cómodo. Si uno se siente a disgusto nunca trabajará al 100%. No dejes de lado la importancia de tener un blog (o una web, depende de las preferencias y el uso de cada uno). Mientras que en un red siempre serás un invitado, tu blog es tu casa y tú decides las normas, los contenidos, los enfoques…

Ten clara una cosa, no hay que desfallecer y los esfuerzos tienen resultados pero no pienses que cada nuevo seguidor es un comprador. Es una persona que le interesa lo que dices o haces, a partir de ese punto no hay que esperar nada más.

Y si alguien te dice otra cosa te está mintiendo vilmente.

3) Haz firmas

Esto es muy lógico y de cabeza pero sorprende la cantidad de personas que no lo consideran relevante. No sirve hacer una o dos sesiones de firmas, hay que aprovechar las oportunidades que tengamos. Dos amigos escritores, Dioni Arroyo y Rafael Heka, hace bastante tiempo me dijeron “tienes que hacerte ferias” y tenían toda la razón del mundo.

Puede que vaya una persona o ninguna o que la sala esté llena hasta los topes, pero lo que es seguro es que si no estás tú y lo fomentas ellos no van a ir. No hacer nada nunca sirve de nada. Ser pasivo tampoco, es tu obra y te toca coger el toro por los cuernos. Con fuerza, decisión y logrando que vaya por el camino que tú has escogido.

Aprovecha las redes sociales para hacer llegar la información sobre estas firmas, pero no te engañes y pienses que una persona que indique en Facebook que asistirá lo hará realmente. Puede que sí o puede que no, pero mejor considera que los eventos de esta red cumplen una mera función informativa y te ahorrarás muchos disgustos.

4) Las entrevistas siempre molan

Y por eso hay que hacerlas. La presencia en medios, entendidos estos tanto por diarios y radios como webs y blogs (la presencia mediática tiene hoy muchas formas y opciones) es siempre un fuerte apoyo al trabajo de un autor ya que esto hace que llegue a un público mayor.

Indico entrevistas por ser una forma en la que el lector puede conocer más de un autor, más allá de una información impersonal, pero todo ayuda y por supuesto las reseñas y críticas tienen aquí un gran peso.

Una de las formas más sencillas, y sin duda muy básica, para romper la brecha con los medios es mandar notas de prensa. Claro está que estas deben estar correctamente redactadas y tener la información precisa. Mandar una nota con datos insuficientes o incorrectos es igual de mala (o peor) que no mandarla.

Los medios de comunicación son un aliado muy potente a la hora de hacer llegar nuestro mensaje a los demás, es por ello que tener presencia en ellos no solo es una opción es también casi una obligación.

5) Documéntate y ponlo en práctica

El “no sé” sirve de poco. Es cierto que no todos tenemos la obligación de saber de todo, pero si quieres hacer algo bien no puedes lanzarte a ello a lo loco sin antes haberte documentado. Elige el paso a seguir (aquí van del 1 al 5 pero no es orden de importancia, solo están numerados) y busca información al respecto, consulta webs, pregunta a personas que sepan, compra libros sobre ello…

Llegar a dominar un tema es ciertamente algo complicado, pero tener unos rudimentos básicos para no perderse y poder hacerlo medianamente bien no lo es tanto. Depende claro del grado de interés que tengamos y el tiempo que le dediquemos.

En resumen…

El mundo está ahí fuera y mucha gente habla. Hay un ruido enorme y entre ese caos hay que lograr que se vea tu obra. Puedes lanzarte a las redes, hablar con medios, puedes contratar los servicios de los que nos dedicamos a ello, pedir consejo a un amigo periodista…

… pero si no empiezas ya a hablar y a buscar ese hueco, bueno, es probable que otro sí lo esté haciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *