Todo lo que hacemos nos da algo. Puede ser diferente de lo que teníamos en mente, muchas veces es así, pero igualmente está ahí.

A veces nos hacemos planes de cómo deberían ser las cosas y cuando fallan parece que hemos fracasado. No es así, un fracaso es una indicación de cómo no hacer las cosas, un aprendizaje que podemos poner en práctica a la siguiente ocasión.

Dejo de divagar. Al tema.

Supongo que de pequeño muchos hemos soñado con escribir historias, al menos lo que somos lectores y soñamos con dragones. Algunos tienen la suerte de crear mundos y fantasías, de lograr que los demás partamos a lugares fantásticos.

Uno de ellos es Jan, que con sus trazos e ingenio lleva décadas de vida profesional con algunos de los títulos más interesantes del cómic patrio. Somos muchos los que admiramos su obra y nos maravillamos con lo acertado de su narrativa, la crítica social que es casi constante y la imaginación desbordante que tiene.

En el pasado tuve la suerte de preparar un especial sobre él y entrevistarle, algo que llegó a más todavía cuando en el libro “Doctor Who: el loco de la cabina” pude contar con declaraciones exclusivas sobre su “El ladrón del tiempo”.

Así que imaginad mi alegría al recibir esta fotografía. Si haces cosas, pasan cosas.

Gracias, Jan. Por todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website