Cine,  Crítica

The end of tour, disfrutad del viaje

David Foster Wallace fue un escritor y profesor americano que pasó a la fama en 1996 por su novela Infinite Jest, una obra que le valió un gran reconocimiento y que la prestigiosa Time Magazine le situara entre uno de los 100 mejores autores de 1923 a 2005.

David Lipsky es un novelista y colaborador de la Rolling Stone que escribió en 2010 el best seller Although Of Course You End Up Becoming Yourself: A Road Trip with David Foster Wallace. Un trabajo sobre los cinco días que pasó viajando con David Foster Wallace mientras el tour de presentación de Infinite Jest llegaba a su fin.

En 2015 (con estreno en 2016) el director James Ponsoldt junto al guionista Donald Marguilies llevan esta historia al cine bajo el nombre The end of tour, con Jason Segel y Jesse Eisenberg como Wallace y Lipsky respectivamente. Una road trip en toda regla que es todo lo que la adaptación de On the road prometió y no llegó a ser.

Una historia sencilla que no es más que la larga conversación que mantuvieron estos dos hombres durante esa casi semana de viaje. Sus miedos, dudas, qué esperan del mañana, cómo están viviendo el momento presente, todo lo que dejan atrás y lo que está por venir. Todo eso es The end of tour.

Una película en la que perfectamente podemos cerrar los ojos para sencillamente escuchar y perdernos en las voces de los dos protagonistas con sus reflexiones. En el caso de Jason Segel con una actuación muy comedida y casi deshumanizada la de un hombre que vive en su pequeño mundo y de pronto la fama la estalla en la cara y la de Eisenberg más vívida ya que en el fondo anhela tener (o eso piensa) lo que su compañero de carretera ya tiene.

Si eres periodista esta cinta te va a tocar muy de cerca, si eres escritor también. Si coincide que juntas letras para artículos y para libros te golpeará dos veces, en muchos momentos te sentirás identificado y al terminar la proyección te quedarás mirando fijamente la pantalla mientras las luces se van encendiendo.

Una película sencilla e intimista que no pretende nada más y nada menos que hacernos reflexionar sobre nuestro día a día, sobre todo eso que damos por sentado y quizá nunca nos planteamos.

Disfrutad del viaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *