#TheDocStyle,  Comunicar,  Marca Personal,  Marketing,  Pensamientos

¡Apoyemos a los creadores!

A veces no nos damos cuenta del poder que tenemos los lectores. Muchas veces vemos al autor como un hombre lejano o inaccesible y no suele serlo; hay excepciones, claro, pero por lo general a cualquier creador le gusta conocer a la gente que está al otro lado, poder charlar con ellos y saber de primera mano más de ellos.

Y de nosotros depende en gran medida que sigan haciendo tan extraordinario trabajo, que acudan a firmar a nuestra ciudad y que la siguiente obra pueda salir adelante. Somos uno de los pilares más básicos en toda esta pirámide y por eso es tan importante que día a día apoyemos su camino.

Bien puede ser de forma económica, que suele ser la más lógica y sencilla (además que en el día a día se precisa dinero para todo, esto es así) pero hay otras opciones para el que no pueda. No hay que cerrarse en banda, podemos ser imaginativos y lograr que un autor que nos gusta llegue a ser más conocido, a meterse de lleno en nuevos proyectos, a arriesgarse una y otra vez para dar un poquito más de sí.

A fin de cuentas, los que vamos a ser recompensados somos nosotros, los lectores.

¿Qué podemos hacer? Os doy unas ideas.

1) Compra su obra

La primera y la más sencilla de todas. Compra su cómic, disco, libro… No olvides que lo que para ti es puro ocio y disfrute para un autor es trabajo, requiere un esfuerzo y una gran dedicación poder hacerlo.

Muchas veces pensamos que no importa, que si no lo compramos nosotros ya vendrá otra persona. Sí y no. Quizá no importe, pero importa. Cada ejemplar vendido es un ejemplar más y es abrir la posibilidad a que siga dando lo mejor que tiene dentro de él en el futuro.

A veces solo tenemos que ir a la librería más cercana, otras hay que meterse en un crowdfunding o puede que haya que hacerlo a través de su web. No nos llevará más que un momento y realmente es un gesto que conlleva mucho más que el simple hecho.

2) Recompénsale por su trabajo

Cada vez es más habitual que los autores tengan canales diferentes para comunicar sus ideas y mostrar su obra.

Ya no es solo su web, por supuesto, hay otros sitios como DevianArt, Youtube o la página de Facebook de cada uno. Pero de un tiempo a esta parte han empezado a surgir iniciativas como Patreon o Tipeee en las que puedes entrar a ver el contenido de diferentes creadores y además tenemos la oportunidad de recompensarles.

No es venta, nadie está realmente vendiendo nada. Es que se nos brinda la ocasión de hacer un aporte económico más allá de comprar el libro y encima se nos suele dar recompensas 🙂 Podemos entrar a ver la obra de autor y ayudar a que siga con su labor, sin intermediarios, sin editores, solo una relación pura entre creador y lector.

3) Ve a las sesiones de firma

Esto debería ser un must y a pesar de todo en multitud de ocasiones no lo hacemos. No digo que no podamos, me refiero más a que por pura pereza no vamos a una sesión de firmas y esto es algo que tiene su importancia.

De nuevo el punto de que una sola persona no importa. Sí y no. Cada persona cuenta y más cuando un autor acude a nuestra ciudad a presentar su último trabajo, además la ausencia de gente quizá provoque que no haya nuevas.

Las editoriales suelen estar atentas a esto y de lo bien que vaya una sesión de firmas dependerá que en el futuro se piensen el hacer más. Igualmente está el hecho de que podemos hablar con esa editorial para hacerle saber que queremos que tal creador venga a nuestra ciudad , que el autor lo sepa mola pero la que corta el bacalao es la editorial.

Por supuesto que esto también cuenta, más si cabe, en alguien que se auto publique. ¿O somos tan inocentes de pensar que si no salen las cuentas a devolver un autor podrá asumir siempre los gastos que todo esto conlleva?

Lo dicho antes, los lectores somos mucho más importantes de lo que pensamos.

4) Comparte su información

¿No puedes hacer nada de lo anterior? Bueno, siempre hay más opciones.

¿Sigues al autor en sus redes? ¿Estás en su comunidad de Facebook? ¿En Twitter? ¿Instagram? ¿Te has suscrito a su web o su canal de Youtube?

Allí ellos van mostrando su obra y también hablando de sus novedades, firmas, proyectos… No solo des a “Me gusta”, eso está muy bien pero todavía mejor es que lo compartas. Piensa que si lo hacemos lograremos que más gente conozca a alguien que admiramos, quizá así lleguen nuevos lectores y poco a poco la familia vaya creciendo.

No cuesta nada, un simple RT, hacernos eco en nuestro blog o darle a compartir en Facebook. No solo cuando haga un sorteo, que a veces nos puede la codicia y no vamos a negarlo. Hay que hacerlo a menudo, cuando cuente algo que nos parece relevante o que quizá pueda interesar a la gente de nuestro alrededor.

Además esto da buen karma y eso siempre mola.

5) Escríbele y cuéntale tu opinión

No creo que me equivoque al decir que a todos nosotros nos gusta abrir un mail y ver un mensaje de alguien que nos sorprende. Y esto es igual con los autores, no lo dudéis.

Por supuesto no quiero decir que siempre tengamos que bailar el agua, las críticas constructivas y razonadas suelen ser siempre muy bien recibidas. Es un gesto que puede llevarnos apenas unos minutos y que sin duda puede alegrarle el día a alguien.

Pero puedes ir más allá, contarle tus sensaciones, ideas, propuestas e incluso pedir consejo si lo necesitas. Aunque ten en cuenta que no siempre podrán responder, a veces el tiempo es traicionero (mentira, siempre lo es).

En conclusión

Creo que realmente no es que haya una conclusión, al menos no más allá de que los autores son personas y los lectores también.

Y las personas estamos destinados a entendernos 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *