Cómic,  Comunicar,  Crítica

Lucky Devil: ¿Y si Satán estuviera de tu parte?

En La broma asesina se dice eso de que solo hace falta un mal día para volver loco a alguien, y en cierto modo tiene razón. No creo que haga solo falta un mal día, pero sí que es verdad que muchos malos días no sientan bien a nadie, y en cierta medida todos caminamos en una fina línea entre la civilización y la barbarie. Siempre intentamos mantenernos del lado de la línea que nos hace ser civilizados, pero seamos sinceros, en más de una ocasión todos hemos querido mandarlo todo a la mierda y decir algunas verdades.

De ese sentimiento nace Lucky Devil, una historia que me recuerda en parte a la saga Evil Dead de Sam Raimi tanto por el hecho de aparecer un demonio como por su mala uva. Una mala uva que está presente a lo largo de todo este tomo que publica Norma Editorial, un relato con mucho de sátira y crítica que por un lado hace reír y por el otro aterra por la reflexión implícita que lleva dentro.

Pero esto es algo que solo se sabe al leerlo y de primeras todo tebeo entra por los ojos, y este no es una excepción. El trabajo de Fran Galán como artista es estupendo, dinámico, atrevido y muy vivo. Su proceso de evolución del personaje protagonista, de un don nadie a una fuerza carismática a tener muy en cuenta pero en todo momento logrando que siempre sea él mismo. Y no me hagáis hablar de Zedirex, el demonio que es uno de los duques del infierno, un ser temible y divertido (casi sardónico) que personalmente me parece lo mejor de la obra.

Y es que hay que reconocer que el guion firmado por Cullen Bunn es una delicia, entra solo y no deja un momento de descanso. Pasas una página tras otra casi sin respiración y el único problema es que la historia termina, lo hace dejando con ganas de más, de saber qué es será del protagonista, de su demonio, de sus acólitos… Espero con esperanza que haya una segunda parte, ojalá sea en breve, ya que creo que lo mejor, y lo peor, todavía está por contar.

Lucky Devil es una historia divertida, una crítica acertada y mordaz plasmada con un grafismo fantástico. Leed, disfrutad y temed al demonio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *