Cine,  Comunicar,  Crítica

La Crónica Francesa y Halloween Kills, dos propuestas para un fin de semana

Con la relajación de las restricciones y el control de la pandemia, muchas personas se están atreviendo a ir de nuevo a los cines y esto permite que las productoras lancen los productos que tenían parados durante los meses previos en un trimestre de final de año que llega cargadito de estrenos.

Este mismo fin de semana (del viernes 22 de octubre) hay dos opciones igual de atractivas, pero cada una bien distinta y enfocada de igual manera a público diferente. Me estoy refiriendo a La Crónica Francesa y a Halloween Kills, dos propuestas que nada tienen en común.

La primera es el nuevo cuento que sale de la mente de Wes Anderson, y que pretende ser una carta de amor al periodismo americano y más en concreto a The New Yorker con sus artículos de gran calidad (y personalidad propia). El director tiene ya un estilo muy personal y no arriesga a salir de él, lo que es bueno y malo al mismo tiempo, su propuesta es perfecta para los que ya sean sus seguidores pero quizá no tanto para el que no lo conozca.

Por suerte, y también como ya es costumbre, el reparto actoral es de ensueño y hará las delicias de todo amante del cine, sea casual o habitual. Nombres como los de Benicio Del Toro, Frances McDormand, Jeffrey Wright o Léa Seydoux, entre otros en los que se cuentan sus imprescindibles Bill Murray y Owen Wilson.

Su puesta en escena es preciosista y muy cuidada, sus relatos brillan y tienen un cierto toque naíf, su universo es único como un cuento de hadas y sus personajes parecen salidos de la imaginación de algún excéntrico (y así es).

La Crónica Francesa es un filme para los fans de Wes Anderson, al igual que Halloween Kill lo es para los seguidores de esta saga. Este es el único punto común que tienen, y es que si Wes Anderson firma un relato lleno de color David Gordon Green lo hace con un lienzo lleno de sangre, violencia y tensión.

También lo hace con el acierto de saber que está trabajando con una secuela (por partida doble, ya que sale directamente de La noche de Halloween, versión de 1978 y de 2918) que posteriormente tendrá un cierre en una próxima película (Halloween Ends). Esto es algo palpable a lo largo de todo el filme, puesto que la acción está a caballo de ambas épocas con flashbacks que hacen viajar a 1978 como soporte del relato ambientando en la actualidad.

Hay que decir que tras tantos años, y un gran número de películas a sus espaldas, la saga está más que explotada y saldada sin que nadie espere de ella nada nuevo, tan solo un entretenimiento lleno de vísceras y un Michael Myers imparable como la misma muerte. Eso es lo que da, contando una.

Una vez más se cuenta con (una muy desaprovechada Jamie Lee Curtis) como Laurie Strode; junto a ella vuelven Judy Greer y Andi Matichak como su hija y nieta, además de nombres clásicos de la saga como Kyle Richards, Charles Cyphers y Nancy Stephens e incluso Nick Castle en lo que es todo un homenaje y celebración de la historia de esta veterana saga.

La Crónica Francesa y Halloween Kills, dos propuestas para un fin de semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *