Cine,  Comunicar,  Crítica

Jojo Rabbit: una divertida e irreverente crítica al nazismo

Hay películas cuyas premisas son tan buenas y fantásticas, que es complicado que el producto final llegué realmente a igualarlarlas. Por ejemplo podría mencionarse Yesterday de de Danny Boyle, en la que un joven despierta en un mundo en el que solo él conoce a los Beatles y a partir de este momento la historia funciona pero no es tan buena como la idea en la que se basa.

Esto mismo sucede con Jojo Rabbit, filme que guioniza y dirige Taika Waititi, en base a la novela El cielo enjaulado de Christine Leunens. El realizador que saltó a la fama con Lo que hacemos en las sombras, y posteriormente todavía más gracias a Thor: Ragnarok, presenta un título centrado en la amistad entre un niño y el mismísimo Adolf Hitler. Si bien Adolf Hitler es un producto de su imaginación, no por ello deja de ser un buen amigo que siempre está ahí para dar consejos.

Y vuelvo al principio, ya que al igual que con pasaba con Yesterday esta premisa es tan potente, que es imposible que lo que llegue a la pantalla tenga la misma fuerza. Dicho esto hay que dejar claro que Jojo Rabbit es una película muy recomendable, divertida y sardónica con auténticos momentos de carcajada pero no quedándose solo en eso, ya que aprovecha su tiempo para dar un claro mensaje antibelicista y en pro de la igualdad de las personas.

Algunos sitios han comentado lo exagerado de la actuación de Adolf Hitler, realizada por el propio Taika Waititi, y es verdad que en ocasiones es muy sobreactuado pero no hay que olvidar qué es la visión ficticia del líder nazi que crea la mente un niño, por eso en ocasiones se comporta de la misma forma qué este y se aleja tanto del Hitler real.

Voy a destacar la interpretación de Sam Rockwell como el capitán Klenzendorf, un militar nazi venido a menos con muchos niveles de lectura y que personalmente considero lo mejor de todo el filme. Por supuesto no son nada desdeñables las actuaciones de nombres cómo Scarlett Johansson, Rebel Wilson a la que todos recordamos de la saga Dando la nota o el cómico Stephen Merchant cómo el muy inquietante Deertz (al punto de llegar a dar miedo).

Jojo Rabbit es una película divertida e irreverente, que sin duda hará soltar más de una carcajada a cualquier espectador, dejando además un claro mensaje que hoy más que nunca conviene recordar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *