Cine

“Carlitos y Snoopy, la película de Peanuts”. Charles M. Schulz estaría orgulloso

Carlitos y Snoopy, la película de Peanuts. Charles M. Schulz estaría orgulloso
por James Ruthven

Tras su paso de las tiras cómicas, desde su creación en los años cincuenta, a los cortos de animación, a partir de los años 60, los Peanuts, personajes creados por el dibujante Charles M. Schulz, dan el salto a la gran pantalla.

La gran duda que nos asaltaba a todos tras conocer que se realizaría una adaptación cinematográfica es cómo se adaptarían los personajes y las historias a los nuevos tiempos sin perder su esencia.

Y la respuesta es que lo hacen bastante bien, y lo consiguen porque los Peanuts son unos personajes atemporales, que a pesar de los adelantos tecnológicos actuales (y los que están por venir), estos no son necesarios ni para explicar la historia (y, realmente, tampoco la entorpecerían) ni para que los espectadores se adentren en ella: los móviles, los ordenadores, las tablets… no tienen cabida en esta historia de niños pasándolo en grande.

Carlitos y Snoopy: la película se puede resumir como un episodio de hora y media de la serie de televisión, sin que ello desmerezca el film en absoluto. Trae consigo todo lo que esperamos ver de los personajes, viviendo en un mundo en el que los protagonistas son los niños y los adultos son meros actores de fondo. Aunque las estrellas son, como siempre, Charlie Brown y Snoopy (cada uno con su propia historia, aunque ambas se van encontrando en algunos momentos), cada personaje (Lucy, Linus, Schroeder, Sally, Marcie, Woodstock…) tiene su espacio, en mayor o menor medida.

La animación en 3D respeta totalmente la estética de los personajes, aunque a veces se nos puede hacer raro verles en detalle (en primeros planos), pero en absoluto rompe la estética visual que ofrece la película, sino que le da un toque diferente pero no por ello incómodo.

Una cinta cargada de emociones, sensaciones y reflexiones sobre la vida. Quizás demasiado para unos protagonistas tan infantes. Y sin embargo, es la carga que Schulz siempre les dio sin que parecieran adultos atrapados en cuerpos de niños. No hay frescura ni novedad, pero las historias de Charlie Brown no lo necesitan.

¿Trae algo nuevo? No. ¿Merece verse? Sí, por supuesto. Es todo lo que queremos que sea una adaptación fílmica de los personajes de Schulz.

Página de Daniel Cardiel.
Página de Daniel Cardiel.

2 Comentarios

  • mariods86

    Estoy totalmente de acuerdísimo con tu opinión. Al pincipio tuve mis dudas sobre esta adaptación, pero una vez vista, he quedado satisfechísimo. No solo la estética es genial (cada fotograma de la peli es una obra de arte, y la expresividad de los personajes es brutal) también la manera en que han respetado la personalidad de cada personaje. Es genuina y plenamente Schulz. Lo único que le puedo sacar de fallo es el que no les hayan metido toda la caña que se les puede meter a los personajes, pero igualmente he quedado satisfechísimo (y quizás mejor eso que otro Garfield). Por mi parte, muy contento estoy con el resultado, y ojalá hagan más, volviendo a esa tradición de los especiales anuales antiguos. Estos personajes merecen seguir, seguir y seguir. 🙂

    PDD: Me ha encantado esa tira. XDDDDDDDDDD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *