Cine,  Cómic

Un chico y su perro

Mañana será el turno de hablar de Charles M. Schulz, lo hará José Luis Mora, pero ahora quiero dedicar unas breves líneas a Peanuts , su creación y algunos momentos importantes de una de las strips más relevantes e importantes de la historia de los viñetistas.

No en vano lleva en activo desde 1947 y se publicó hasta el año 2000, poco antes el autor había anunciado su retiro por problemas de salud y falleció el 12 de febrero de ese mismo año. El 13 de febrero del año 2000 se publicaba la última tira de esta serie que contenía un mensaje de despedida del autor a sus lectores, por supuesto en boca del propio Snoopy junto a su máquina de escribir.

He mentido. Un poco. Peanuts no empezó en 1947, lo hizo la tira del St. Paul Pioneer Press. Llamada Li’l Folks, pero que es un total precedente de las aventuras que todos conocemos y en la que ya podía verse el nombre de Charlie (aunque este fue usado para distintos personajes) y un perro realmente parecido a Snoopy, nombre que viene de Snupi que fue una idea de la madre de ilustrador (si volvían a tener un can), además de un tono y temas que serían recurrentes en su mundialmente conocida creación.

Realmente Peanuts, nombre que jamás gustó a Schulz y que fue idea de su editor, comenzó a verse en las paginas de los diarios el 2 octubre de 1950. Dos días después apareció por primera vez Snoopy y lo hizo para quedarse manteniendo una gran calidad en toda su vida editorial con una edad de oro que fue la comprendida entre las décadas de los sesenta y los setenta, logrando llegar a 75 países y 40 idiomas, además de pasar posteriormente a ser recopilada en tomos como el que veis debajo y que sorteamos en redes.

Sorteo en marcha en https://twitter.com/DocPastor :)
Sorteo en marcha en https://twitter.com/DocPastor 🙂

Su éxito se mantuvo a lo largo del tiempo y una muestra de ello es que no tardó en dar el salto a otros medios. Bien conocidos son sus diferentes videojuegos, musicales, un merchandising realmente incontable, guiños en otras series y el gran número de muñecos que se han ido realizando con el paso de los años.

Hay que mencionar sus especiales televisivos que empezaron a mediados de los sesenta, en plena edad de oro de la tira, comenzando con A Charlie Brown Christmas (1965) al que le siguieron otras tantas decenas, además una serie de televisión y varias películas entre las que se cuentan Snoopy, vuelve a casa (1972), que será la primera vez que aparezca Lila, la dueña original del beagle que había sido nombrada pero no vista en las tiras, y Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts (2015) que cuenta con la dirección de Steve Martino y un guión firmado por Cornelius Ulian, bajo una historia de Craig Schulz, hijo del autor original y el nieto de este, Bryan Schulz.

Pero en el fondo si uno quita toda la bomba y boato lo que quedan no son más que las historias de un chico y su perro.

Doc Pastor, after CMS.
Thanks for all, Charles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *