Cine,  Crítica

The Martian. Una apuesta en el espacio

Hay algo curioso con esta película.

En los últimos días mucha gente ha bromeado con la costumbre que está pillando Matt Damon con que le rescaten. Una chanza a costa de la magistral película Salvar al soldado Ryan y que deja entender dos cosas. Una que realmente muy pocos tienen el preciado don del humor (y la envidia que me dan) y dos que tampoco van demasiado al cine ya que hace casi veinte años de ese título.

Amén que más allá del hecho de que el protagonista es el mismo y que un grupo debe ir en su busca el parecido es cero. Y menos mal, sería ciertamente extraño que tuvieran alguna relación que no fueran vanas casualidades.

The Martian, titulada Marte en nuestro país, es una de las películas más interesantes que he visto en los últimos años. Algo que lo debe en parte al gran reparto que la protagonizada y del que Damon es solo una muestra.

Junto a él están los nombres de Jessica Chastain, Kristen Wiig, Michael Peña y Kate Mara, a la que no hace tanto vimos dando vida a la insípida Susan Storm de Cuatro Fantásticos y que demuestra aquí que el problema en esa película no eran sus dotes interpretativas.

Pero si debe destacarse a alguien por encima del resto del reparto (y es ciertamente complicado) serían los siempre grandes Jeff Daniels y Sean Bean. Dos actores que no precisan presentación alguna y que protagonizan un auténtico duelo de titanes que hará las delicias de cualquier espectador en la sala.

Es gracias a ellos que toda la trama se sostiene, ya que en realidad todo versa sobre las relaciones humanas y el cómo nos unimos ante los imposibles de la vida. Para lograr hacerlo se precisa a un buen grupo de actores de talento o la experiencia sería vacía e incluso ridícula.

Hay que aplaudir que a pesar de que gran parte de la película los principales protagonistas (Damon, la tripulación de la nave y los responsables de la NASA) no se ven en personas, son capaces de llevar antes el espectador toda una amplia gama de sensaciones y dotarlas de un realismo totalmente creíble.

Aunque quizá la parte más interesante es todo el tratamiento científico que ayuda al perdido astronauta en Marte a sobrevivir y al resto a planificar su rescate. Un apartado realmente bien documentado del que se saca buen partido y que hace que esta película no sea solo una más.

The Martian no es ciencia ficción, es ficción científica de lo mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *