#TheDocStyle,  Cómic,  Comunicar,  Marca Personal,  Marketing,  Pensamientos

Son mis derechos, no me los robes (ni los derechos ni mi obra)

Gracias a la autora Mo Mochi por proporcionarme la imagen original.

Seguramente en este texto sea más grosero de lo que es habitual, pero creo que ejemplificar las cosas con temas sexuales suele funcionar muy bien. Veremos si es verdad.

Levantarse con una polla en la cabeza

Imaginad que un día os despertáis y abrís el Facebook, todos somos adictos así que no diremos ahora que no, y descubres que en una página llamada “Follanismo Inconsciente” hay una fotografía tuya en la que han añadido una polla encima de tu cara.

Así. Lógicamente contactarías con los responsables y les dirías que por favor la retirasen, que es tu cara. Sorpresa mayor cuando su respuesta fuera “¿Cómo iba yo a saber que esta cara pertenecía a un tío tan quejumbroso y celoso de su rostro? La foto está en Internet, en muchas páginas follanistas, sin crédito”.

Mal. Vas con educación, te responden así y además la imagen se sigue conservando.

Ahora cambiad las barbaridades por una ilustración, una autora llamada Mo Mochi y tendréis la historia completa de lo que está sucediendo en la página Feminismo Consciente (con la que he contactado para tener declaraciones y hasta el momento no he tenido respuesta), en la que además de usar la imagen han añadido un texto sin relación alguna, sin reconocer su autoría, ni retirar la ilustración y menos todavía hacer algún tipo de acto de contrición. Por cierto, es una página feminista que está usando sin permiso y sin respeto el trabajo de autoras, lo que sencillamente no es que sea irónico es que está mal. Y el feminismo es otra cosa, es una igualdad, es un respeto, es una lucha constante para lograr que todos seamos seres humanos.

La imagen con el texto añadido que no podéis ver ya que enlazaba a la URL y la han terminado retirando.
Pero por suerte hay gente que ya se había hecho con ella, por si acaso.

Cuando esta ilustradora vio su trabajo usado sin su consentimiento, sin su autoría y además modificado con un texto añadido (todo por separado es una gran falta de respeto, junto todavía más), habló con la citada página y su respuesta fue “¿Cómo iba a saber yo que esta imagen pertenecía a una mujer tan quejumbrosa y celosa de su trabajo?” (me permito añadir una captura del Facebook del talentoso Javi de Castro, con puros fines divulgativos, que lo ejemplifica muy bien usando “pan”).

Si todos la violan, yo también

No sé si habéis visto Dogville (hacedlo), una película que firma Lars von Trier y en la que una joven llamada Grace llegará a un pueblo huyendo de la justicia. Allí la esconderán y ella tratará ser una más, pero tras el aspecto apacible de sus ciudadanos se esconde una dura verdad y es la oscuridad de su alma. Todos abusarán de la muchacha, de una forma o de otra, y no sucederá nada puesto que todos lo demás lo han hecho.

Esto viene a ser esa creencia extendida de que si todos lo hacen es que puede hacerse y no pasa nada por hacerlo. Error. Que algo se haga mucho solo quiere decir que se hace mucho, no que está bien hecho, pero ni de lejos.

Usar una imagen que no es tuya, sea fotografía, ilustración, un texto, para tus propios fines y modificar la obra original por mucho lo hagan todos los demás, es algo que está mal hecho. No sirve el que está “en muchas páginas feministas, sin crédito” como excusa para justificar tu acción. Eso solo es que ellas lo están haciendo mal y ahora mismo tú también, además usando a los otros como escudo en lugar de reconocer tu error o hacer lo que el autor te pide (o pagar, que es lo más justo de todo).

Esa muchacha está en mis tierras así que tengo derecho de pernada

Resumiendo mucho el derecho de pernada venía a ser la potestad que tenía el señor feudal de pasarse por la piedra a cualquier joven que se desposara en esa primera noche en que debía yacer con su amado. Esto es un abuso total de la voluntad de otra persona, de su cuerpo y de la autoridad que se tiene sobre la misma pasando a ser un dictador en toda regla.

Ahora vamos a pensarlo con “está en Internet y es de todos”: NO. “Está en Internet así que no tiene derechos”: NO. “Está en Google así que es de libre uso”: NO.

Si quieres usar imágenes libremente hay páginas que te las proporcionan, incluyendo servicios de Google, en gran medida sin permitir la obra derivada (es decir, sin modificarla de ninguna forma), siempre que no tengas uso comercial (no te lucres) y cites a su autor (que es sencillamente una cuestión de respeto y educación).

Google es un buscador, su funcion es buscar. Por lo tanto no “está en Google”, lo has encontrado con Google. Son cosas muy distintas

Considerar que por el simple hecho de estar en Internet es propiedad de todos o de ninguno, que para el caso es lo mismo, es sencillamente de gilipollas. Ahora que si lo piensas entonces quiere decir que todas tus cuentas bancarias, los datos de tu tarjeta si has hecho alguna vez una compra, fotos de tus vacaciones, de tus hijos (sí, hay gente que sube con alegría a sus niños), de tu casa, todo esto, TODO ESTO está a disposición de que cualquiera lo use para hacer lo que quiera cuando quiera.

No mola, ¿verdad?

¿Dice que el cura le ha tocado? Bah, solo es un crío

Mientras pensaba en qué escribir algunos amigos me han contado sus casos y uno de ellos está relacionado con la marca Alcampo.

La ilustradora Naza Escobar estaba un día fisgando y de pronto se topó con un trabajo suyo que estaba siendo usado sin su permiso y con un claro fin comercial (de nuevo este tema). Habló con una dependienta y al poco pudo sentarse con el responsable de Marketing y Publicidad que lo primero de todo le dijo que si podía demostrar que era suya la imagen.

Lo curioso es que debería ser al revés, ¿puede Alcampo demostrar que había pedido a esta chica el uso de su obra y que además le había pagado por ella? Pero encontramos otro de los claros problemas en todo este asunto y es la creencia de que al ser propiedad de todos no puedes exigir algo que es tu derecho. De locos.

Logo de Alcampo

Seguimos con la historia.

El responsable dijo que en dos días se retiraría la imagen pero que “no podía quejarme ya que la foto estaba en Internet y la puede coger cualquiera”. Aquí entra algo muy grave y es que alguien de ese campo desconozca tan profundamente este hecho, además es igual que decir que es que “esta pistola está en el mostrador, cualquiera puede dispararla y nadie se debe quejar”.

Por supuesto no fue así y cuando Naza Escobar volvió seguía todo igual, a lo que siguió un “veo que no la ha quitado, voy a tomar acciones legales contra vosotros”, que por otro lado suele ser la única solución llegado a cierto punto y la respuesta fue “tampoco es para tanto, solo es un dibujo”.

No es solo un dibujo, es un trabajo, es una obra, y si es “solo un dibujo” haberlo hecho tú o haber tenido la decencia de pagar. Este mal me recuerda al que durante muchos años ha habido en nuestra sociedad (y sigue) con sacerdotes que abusaban de monaguillos y jóvenes, a los que nadie hacía caso ya que solo eran unos críos. Muchas veces los prejuicios, y esto lo es, el creer que algo es “solo” algo hace que se pierda todo el respeto ante ello y se convierta uno en cómplice total de seguir perpetuando un mal.

Si es cierto que esa persona era el responsable de Marketing y Publicidad entonces toda esta situación habla realmente mal de esa empresa, de su trato y respeto hacia creadores y el cómo no están preparados para afrontar ese cargo. Para realizar un trabajo hay que conocer lo bueno, lo malo y tener la mente abierta. En todo campo y sector.

La verdad duele y hay muchas

Por supuesto hay muchos casos y suceden cada día. Un ejemplo que me ha comentado Jordi Bayarri es el último que le ha pasado sobre un cartel de un concierto que uso una ilustración suya. Es cierto que mencionó su nombre pero no con su permiso, contactó con ellos y lo retiraron. Si bien se llegó a una solución no es motivo de alegría ya que no debía haber existido el problema de primeras.

El citado cartel
El citado cartel

Víctor Alós Yus me ha hecho llegar una anécdota sobre un tema fotográfico. Puso una fotografía en su blog tras acudir a un evento de cortometrajes en el que participaba un amigo, al día siguiente un semanario local de la localidad de Onda usó como portada la fotografía, sin acreditar, sin autorización y sin pago alguno. Lógicamente llamó para hacerlo saber y por lo que comenta la reacción del director fue de todo menos amable, pero igualmente retiraron la portada. Eso sí, personalmente dudo totalmente de la veracidad de un periódico cuyo director no respeta la labor de otros, eso es una total falta de ética profesional.

Aquí entra en juego algo muy curioso y es la culpabilidad no admitida. Si tú piensas que realmente estás haciendo algo bien no te preocupas por mucho que otro venga gritándote. Si una ancianita quiere cruzar la calle y tú la ayudas puede pasar alguien y decirte que lo dejes que está mal que tú no lo harás, pero si está robando en El Corte Inglés y un guardia de seguridad te dice que por favor dejes lo que llevas en los bolsillos, lo harás aunque luego te vayas totalmente indignado.

Esta historia me hizo recordar un problema que tuve hace muchos años con la Revista Maverick. En uno de sus foros subí un archivo comprimido con fotografías de un Expocómic de Madrid y al tiempo me encuentro en el coche de un amigo con una de sus publicaciones que usaba citadas imágenes. Contacté con ellos y pedí explicaciones, ellos aducían que al poner públicas las fotos las usaron por eso. Mentira, tenías que bajarte el archivo a tu ordenador, abrirlo y entonces podrías ver las fotos. Por petición de un amigo que colaboraba con ellos dejé correr el tema y al tiempo a él también se la metieron doblada. Quiero creer que en su caso no era tanto maldad como puro desconocimiento, pero esa es la base del problema: hay un gran desconocimiento sobre todo esto.

Nadie es culpable de ser ignorante, pero sí de no querer saber. Muchas personas siguen pensando que el doblaje comenzó como una técnica franquista o no escuchan rock ya que les gusta entender qué oyen (poneos una balada, anda) o los que no leen tebeos puesto que son “para niños”. Todo esto no son más que prejuicios, por desgracia en nuestro mundo hay muchos, y un creer que sabemos de todo sin haber siquiera consultado un solo dato de lo que estamos diciendo.

Por suerte esto tiene una fácil solución y es teclear a ver qué aparece en el buscador.

Todos somos culpables de haber matado a esa pobre mujer que no era una bruja

Hasta los creadores, por desgracia. Estoy dado de alta en varios grupos de Facebook relacionados con libros y autores, en mayor o menos medida se usan para el auto bombo y contar nuestras giras, presentaciones y demás. También es normal que alguno suba sus escritos y los acompañe con una imagen, casi siempre sin acreditar, sin permiso e incluso retocada de forma bastante terrible.

Supongo que todos conocéis la popular escena de la quema de brujas de los Monty Python en la que disfrazan a una mujer de bruja. ¿El motivo? ¡Es una bruja! Y en bucle, puesto es un poco lo mismo.

Hace no mucho uno de esos usuarios hizo esto con una conocida ilustración de Luis Royo. Comenté el problema y se puso a la defensiva rápidamente, dijo (claro) que estaba en Google y por eso no tenía derechos. A lo que esgrimí que igualmente su texto no seguro que ya estaba también, en su enfado entendió que le acusaba de copiar y lanzó más contra mí. Aparte del absurdo lo preocupante es que fuera alguien que también está creando obra el que lo hizo, lo malo es que daba igual lo que se le dijera, él sí podía usar la imagen pero nadie su texto a pesar que sucedía lo mismo. Y suma y sigue. De nuevo el hecho de que nadie es culpable de no saber algo, pero sí de no querer saberlo y no querer saber no te exime (ni lo hará) de las consecuencias del acto.

Una de las ilustraciones más conocidas de Luis Royo

A este respecto podéis consultar estos enlaces para saber en qué terreno os estáis metiendo y qué puede pasar (desde denuncias a demandas, pasando por otros shows), y todo por no hacer algo que realmente lleva un tiempo nimio.

http://es.wikipedia.org/wiki/Derecho_de_autor

http://www.riolan.mx/7-respuestas-tus-preguntas-sobre-el-uso-de-imagenes-online/

http://www.dmrights.com/es/ayuda-y-soporte/faq-preguntas-frecuentes/propiedad-intelectual/item/273-puedo-usar-gratuitamente-imagenes-de-internet.html

http://naturpixel.com/2014/11/25/han-robado-una-foto-y-ahora-que/

Por supuesto esto no se refiere solo a temas de ilustraciones y fotos, por desgracia hay mucho más: música, poemas, artículos, ropa, diseños…

A la orden del día.

¿La solución? Lo primero ser educados y respetuosos con lo que no es nuestro. A partir de ahí empezamos a mirar.

11 Comentarios

  • Pablo

    Trabajo en un periódico donde este problema ocurre con frecuencia, demasiada. Hay que tener muy claro como autores de la obra qué derechos tenemos sobre ella y qué podemos reclamar. En el caso del periódico, puesto que la imagen se usa con fines lucrativos, denuncia y pago al canto. No soy un experto en el tema y no creo que en todos los casos todo acabe con un pago por parte del que tomó la imagen ‘prestada’, pero no por eso tenemos que quedarnos delante del ordenador indignados.
    En fin, no es la primera vez ni la última que ocurrirá, pero está bien que se compartan estos casos para que la gente sepa cómo actuar.

    • Doc Pastor

      La verdad que siendo también periodista me sorprende la cantidad de veces que esto sucede en los periódicos, a mí también me pasó con una fotografía mía que usaron en un diario sin hacer referencia alguna a mi nombre y de hecho poniéndola como de ellos (a pesar que se indicaba claramente todo). Choca que personas que conocemos bien este tema nos lo pasemos (se lo pasen) por el forro, ya que además en esos casos no es tanto un desconocimiento del tema como un “nos da igual).

  • nmlss

    Me ha pasado esto pocas veces, pero siempre me jode lo mismo. Con un chaval de un canal de YouTube que sigo, que puso una ilustración mía de Mario (de Super Mario Bros) sentado en un trono a lo Conan, al que pedí que me diera crédito y así lo hizo, enlazó a mi perfil de deviantArt. Se lo agradecí, pero me jodió un poco que no lo hubiera hecho desde un principio.

    Otro fue en una web de estas mierdosas rollo Cuánto Cabrón, en la que fusilaron una tira cómica sobre Metal Gear Solid 3D y además pusieron el logo de la página sobre mi firma. Les dije que eliminaran esa entrada, porque mi obra estaba bajo CC y no se permitía la modificación de esta y que estaba dispuesto a liarla legalmente. Tardaron poco en quitarla.

    Y la ocasión más sonada fue la de un criajo mongoloide de Taringa (oh, sorpresa), que subió otra tira cómica que hice sobre el Profesor Layton diciendo que la hizo él. Llegué incluso a registrarme en la página para pedirle por privado que la retirada y me dijo que bueno, que en realidad no era suya, sino que la hizo SU TÍO. Eso me cabreó muchísimo, tanto que me puse en modo ‘stalker’ y logré bastante información privada del idiota ese. Cuando le dije un par de detalles por privado se asustó, eliminó la tira y me pidió perdón mil veces. Y me jode tener que ponerme así, pero es que no quedaba otra.

    • Doc Pastor

      Esta situación similar me pasó con un artículo. Escribí una crítica de una película y al poco un amigo me comenta que en un blog estaba íntegra y sin citarme. Escribí a la chica de ese site y primero excusas, hasta que al final la retiró. Digo yo, ¿no es más fácil hacer las cosas bien de primeras y ahorrarte problemas?

      O la gente está loca o es idiota.

      • Marcos

        Eso es verdad,yo pienso que la cultura capitalista nos hace creer que podemos ser propietarios de todo,hay cosas que no se pueden poseer,es como cuando dicen que hacen un dibujo de un zombie,dices que es tuyo porque lo has creado tú pero por ese mismo planteamiento,¿porque no le pagas al que creo la idea de los zombies?,es decir,tu has creado un dibujo a partir de los zombies que es una idea ya “creada o propiedad de alguien”,me parece que no es licito llevarse el merito ajeno pero no podemos tampoco volvernos intrinsecos y hacernos propietarios de hasta el aire que respiramos.

        Creo que la cordura con estos temas llega con la reflexión de cada caso,de intentar ver el esfuerzo que esa persona de verdad puso en un trabajo y de mirar si es ético tambien el volver propiedad de alguien las cosas

  • Carmen Ferreira

    A mí me pasó con un periódico que reprodujo una foto mía, me puse en contacto con la redacción y al tener yo los archivos exif me pagaron poco, me pidiron perdón verbalmente; pero mi autoria se la pasaron por el forro. Cogieron la foto de una web de un amigo con el cuál colaboraba y entre los dos hubo un mosqueo yo pensé que él la había cedido y el pensó que yo la había vendido.
    Yo soy diseñadora gráfica y web, mi mayor lucha; hacer que los clientes paguen por las fotos o ilustraciones, se niegan a veces con mentiras tipo: “este dibujo es de mi hijo” cuándo es una ilustración de Jordi Labanda, con la de webs de imágenes gratuitas y mejor la de ilustradores fantásticos en el paro!.
    Deberían de existir mas maneras de registrar una obra gráfica o pictórica mas allá de Vegap o Safecreative, mas accesibles y con mejor banco de reconocimiento de imágenes para poder ejercer los derechos, algo sencillo como enviar una copia en la que quede claro las características, fecha autor, licencia para poder en el caso de litigio pedir un arbitraje.

  • Susana

    Lo que veo ultimamenten es que hasta en los blogs de manualidades y cocina se “arma” dicho blog y se publicita sacando material de otros blosgs, normalmente en ingles y traducidos (mal). Me encargo de dejar un comentario cada vez desenmascarando a los responsables pero no parece importarle a nadie. Lo peor es que se atribuyen la creacion con palabras como “descubri esta tecnica”, a lo que yo digo: No, la sacaste de tal lugar y ni siquiera me contestan. No son todos, pero son la mayoria.

  • María Elena Tijeras

    Un periódico digital copió entera una reseña que hice para mi blog. Me puse en contacto con ellos en varias ocasiones y no hubo respuesta alguna por su parte y tampoco han retirado la reseña de su web. ¿Se puede hacer algo más para que la retiren? Gracias.

  • Supah Frans Official

    Yo soy músico y también me he encontrado con cosas parecidas. En concreto mi último caso publicamos una canción en libre descarga y cierto personaje hizo una “versión” por llamarle de alguna forma y la colgó en su soundcloud.

    Lo de Version entre comillas es porque se limitó a equalizar la pista original y añadir una serie de ruido, no lo llegaria a definir como música destrozando la canción original, llevandola a otro estilo que nadia tiene que ver con el proyecto y con una cálidad de sonido pesima.

    Tras indicarle que no tiene derechos para modificar nuestra obra y para divulgarla en su soundcloud su respuesta fue totalmente agresiva. Frases gloriosas como “pues ya no te promocionaré más”, “hablaré mal de vosotros a mis amigos”… y luego se viene arriba con una serie de adjetivos que ni recuerdo exactamente ni me apetece escribir al tener el defecto de ser educado.

    Me parce increíble que la gente sea tan ladrona y no sea consciente de que detrás del arte hay personas trabajando y dejandose toda una vida en ello para que vengan los vagos a robar el trabajo de los demás y ponerse medallas.

    Otra anécdota con la música de libre descarga fue con una instrumental contenida en un EP gratuito. Cierto cantante grabó por su cuenta y riesgo una canción sobre dicha instrumental.

    En el Reggae es algo normal pero el problema está en el diseño. Dicho personaje cogió el diseño original del EP, borró el logo del sello discográfico y puso el suyo. Además por si fuera poco borró el nombre del cantante original y puso el suyo como si fuera una colaboración con ese productor “pepito” feat “Menganito” cuando pepito no tiene ni idea de que existe alguien llamado pepito.

    Y bueno… podría contar más anécdotas… pero solo quiero deciros que grácias por este tipo de post, aunque solo llegue a una sola persona y esta aprecie su contenido ya es una victória para todos. Todo mi apoyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *