Comunicar,  Shows

Lo que aprendí de Kirk Van Houten

Cualquiera que sea habitual de Los Simpson sabrá cómo suele retratarse a Kirk Van Houten, el padre de Milhouse, como un total y absoluto perdedor. Es más, diría que como un fracasado que jamás logra nada de lo que se propone. Una y otra vez lo intenta y una y otra vez fracasa.

Y sí, quizá sea así, pero creo que hay otra forma de verlo y que en el fondo es la más importante. Kirk siempre se levanta, nunca se rinde, no hay adversidad a la que no plante cara, no hay derrumbe que le impida intentar pasar al otro. ¿Lo conseguirá? No, más que probablemente no, pero eso no importa, él lo seguirá intentando.

Es más que eso, no es una cuestión de golpearse contra una pared o de pura cabezonería, nada de eso. Es esperanza, eso es lo que hace que Kirk no desfallezca, que no se rinda, que siempre busque un nuevo arcoíris en la lluvia constante que es su vida. Sí, también podría quedarse en casa y no salir, o quizá sacar un paraguas y fingir que no hay tormenta, pero nunca lo hará, saldrá una vez más para mojarse y lo hará las veces que haga falta.

Es algo que hemos visto mucho en la serie, nunca se rinde y sigue esforzándose. Es capaz de alegrarse por las pequeñas cosas que le da vida aunque sepa que hay otras tantas que le ha quitado, no es falsamente positivo ya que sabe dónde estuvo y dónde está pero lo que le importa es dónde podrá estar. ¿Le despiden de un trabajo? Busca otro. ¿Le rechazan de una entrevista? Irá a otra. ¿Tiene que empezar por abajo para reconstruirse? No se le caerán los anillos.

Y sí, claro que es un personaje con el que no solemos tener empatía (es complicado), quizá sea por ser más humano y realista que otros de Los Simpson. Es complicado conectar con él cuando vemos la serie para desaparecer del día a día, para evadirnos y reírnos durante un rato, ¿qué pinta ahí un tipo que sufre y padece las mismas miserias que todos nosotros?

Hay mucho que aprender de él, quizá en el fondo todos seamos un poco Kirk.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *