Comunicar,  Tira tintas

La vida secreta de Víctor Ros

1419675103519

Ayer RTVE estrenaba la que pretende ser una de sus series estrella para este 2015, Víctor Ros. Producción ideada por Javier Olivares, al que también se debe Isabel o El ministerio del tiempo, que se basa en la creación literaria de Jerónimo Tristante de un detective en la Madrid de final del S. XIX.

Sin entrar en si es o no un buena adaptación, ya que personalmente considero que cada medio debe encontrar su propio camino, sí hay que decir que este iniciático episodio crea sentimientos encontrados.

Por un lado está un buen elenco de actores, con Tito Valverde a la cabeza, que cumplen sobradamente con lo esperado. Cierto es que en algún momento los diálogos se notan forzados, pero es más un problema de la creación de los personajes que de las interpretaciones que les brindan.

Esto mismo sucede a lo largo de todo el argumento, que no termina de llegar a sorprender en ningún momento, siendo en ocasiones predecible. Por suerte solventa este hecho con ser un producto de entretenimiento puro, que cumple muy bien su labor, y no había más que dar un vistazo a Twitter ayer por la noche para darse cuenta de ello.

ros650

Al igual que otras series que hemos visto emitidas por RTVE esta intenta captar al mayor público posible, pero con el acierto de no pretender satisfacer a todos y dejando claro desde el principio que con el tiempo irá fomentando su propio fandom. Algo que no siempre se valora en este país, y que con la pretensión de gustar a toda la familia ante la televisión, muchas veces lo que se logra es que cada uno se vaya a su pantalla y vea otra cosa.

Pero hay dos clavos que pueden ser los primeros de su ataúd si no se corrigen a tiempo. El primero lo puro y limpio de la imagen, que casa poco con un Madrid de final del S X.IX, haciendo que en muchas ocasiones todo parezca un decorado y los actores disfrazados, precisamente la queja que ya plantearon muchos sobre Alatriste. Esto sumado a unos cromas ineficientes, que para muchos eran evidentes, puede crear que un espectador abandone la serie.

En segundo lugar está esa inevitable comparación con el Sherlock Holmes interpretado por Robert Downey, Jr. y el de Benedict Cumberbatch. No solo es algo que venga de parte del televidente, es de hecho algo provocado por la propia serie desde el opening, y que si no se tiene jugado puede ir totalmente en su contra.

Víctor Ros tiene algunos fallos, que son de fácil solución, y varios aciertos. Apostar por una historia entretenida y un personaje protagonista que claramente va a evolucionar, es lo que hará que hablemos de esta serie durante largo tiempo.

1378996141218

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *