Cómic,  Crítica

Convergencia: Batman (Flashpoint 1 de 2)

Uno de los personajes que más ha cambiado de DC ha sido Batman. Lógicamente esto está motivado por ser uno de los más antiguos y populares, con lo que aunque su origen no suele variar sí lo hacen los detalles.

Uno de los más conocidos es el hecho de esa pistola que portaba en sus primeras historias y que posteriormente es ignorada, los cambios en secundarios como el físico de Alfred o lo diferentes nacimientos de Catwoman. No digamos ya cuando entran en juego otros portadores del manto del murciélago como fue Azrael o si nos metiéramos a hablar de las películas (y de los pezones. Pezones y culos plateados. El de George Clooney para ser más exactos).

En este tomo se darán cita muchos de estos miembros de la batfamilia. Desde Red Robin, dos Batgirl, Jason (segundo Robin) en su versión adulta que debe medirse con el hijo de Bruce (y nuevo Robin) junto con sus celos, el propio Batman y otros ilustres invitados como Catman en su actual versión molona (y no la triste de hace años) o el Grodd actuando como el desquiciado villano que solo él sabe ser. Hasta Superman se deja ver, aunque solo sea un cameo.

Pero de entre todos los combates que hay, que de eso va Convergencia, hay uno en este tomo que destaca. No es que sea el mejor pero sí la idea más loca y divertida de todas: Harley Quinn vs el Capitán Zanahoria.

Harley Quinn es un personaje que apareció por primera vez en 1992 de la mano de Paul Dini y Bruce Timm en el capítulo Joker´s Favour de Batman TAS. No existía de forma previa en el cómic pero su éxito fue tal que fue teniendo más apariciones e incluso una Graphic Novel dedicada a ella bajo el nombre de Amor Loco, dentro de la línea que se inspiraba en la serie de animación. Posteriormente, en 1999, se la introdujo dentro del universo DC regular en la saga Tierra de Nadie con Paul Dini re adaptando su Amor Loco en una nueva versión titulada Batman: Harley Quinn. Hoy es una de las villanas más conocidas de la galería del murciélago y una de las elegidas para aparecer en la versión cinematográfica de El Escuadrón Suicida.

Por su parte el Capitán Zanahoria ¡y su sorprendente Zoo Crew! fueron una creación de Roy Thomas y Scott Shaw en 1982. Un grupo de superhéroes animales que tuvieron una breve serie propia aunque después han ido apareciendo en diferentes ocasiones y cameos. En un principio eran originarios de Tierra C (no confundir con Tierra C Menor), aunque en otros momentos se ha dicho que en realidad no era una tierra paralela, si no una dimensión paralela y por eso a pesar de las Crisis seguían existiendo. Aunque en los últimos tiempos ha re aparecido como tierra paralela bajo el nombre Tierra 26.

Ahora, con esto explicado, os podéis imaginar la diversión que Phil Winslade y Steve Pugh se han marcado. Aunque no solo eso, ya que se aprovecha para dar detalles sobre quién es el Capitán Zanahoria (que si bien es casi un clásico no es demasiado conocido) y ahondar en la personalidad de Harley Quinn o más bien en la de Harleen Quinzel, la chica que está bajo la máscara y que suele estar perdida tras un mar de locura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *