Cine,  Comunicar

«Hablo solo. Oigo voces», de esta forma tan inusual da comienzo el libro Soy Spock

Leonard Nimoy, señor Spock

«Hablo solo. Oigo voces», de esta forma tan inusual da comienzo el libro Soy Spock, pero antes de que nadie se asuste el actor dice que lo que sucede es que en ocasiones habla con una parte de él mismo, algo que a fin de cuentas solemos hacer todos en algún momento de nuestra vida.

Leonard Simon Nimoy tiene ya la friolera de 81 años, eso debería hacernos pensar que nació en 1931, y sigue residiendo en la ciudad en la que vino al mundo: Boston, en Massachusetts. Su rostro alargado, su mirada profunda y su voz grave son los símbolos característicos de este intérprete que siempre será recordado por haber sido Spock, aunque también ha pasado por otras muchas series, películas (tanto de actor, como productor, guionista o director para que hablen del encasillamiento por culpa de un papel…), teatro y el mundo del doblaje tanto para poner voz a sí mismo, como en Los Simpson y Futurama o en The Big Bang Theory, o a otros personajes.

Al igual que su compañero de armas y amigo, William Shatner, siente pasión por el teatro, siendo encima del escenario cuando le vemos por primera vez, pero si nos ceñimos al audiovisual hay que ir hasta 1951 con Queen for a Day y Rhubarb aunque en algunos lugares indiquen de forma errónea que fue con Them!, conocida en nuestro país por La humanidad en peligro, una película de ciencia ficción de serie B con hormigas gigantes (los cincuenta eran así) que se estrenó en 1954 y que se sigue considerando uno de los clásicos del género por excelencia. Ya que estamos en esta línea bien puede citarse a otro gran clásico, que ha tenido homenajes, remakes y parodias, The Invasion of the Body Snatchers o La invasión de los ultracuerpos que firma Philip Kaufman en 1978 siendo el Doctor David Kibner. Como dato curioso, ya que en varias biografías hay, está el que apareció en T.J. Hooker, la serie que protagonizó su excapitán del Enterprise, bajo un personaje llamado Paul McGuire (un episodio de 1983) además de dirigir él mismo este capítulo, algo que no era la primera ni la última vez.

Durante los ochenta estuvo al mando de Star Trek III: En busca de Spock, precisamente su otro yo y en Star Trek IV: Misión salvar la Tierra de la que también es suyo el argumento inicial (sí, es la de las ballenas). Pero hay que destacar Tres hombres y un bebé, revisión americana de Trois Homme et un Couffin, con un trío de grandes actores del momento como eran Ted Danson (Sam Malone en Cheers), Tom Selleck (Magnum en Magnum P.I.) y Steve Guttenberg (Carey Mahoney en Loca academia de policía) que repitieron en Tres hombres y una pequeña dama, continuación directa ya sin Leonard Nimoy implicado.

Superagente 86, El hombre de C.I.P.O.L (de estas dos se habla posteriormente en este libro), Misión: Impossible (no, de esta no se dice nada) o Más allá del límite (sí, de esta también hay un apartado) son algunas de las series por las que este actor ha pasado, bien conocidas y una sencilla de los años que lleva trabajando principalmente dedicado a la televisión.

En 2009 todos los fans y seguidores de Star Trek pudimos sacarnos la espinita de no haberle visto en Star Trek: La próxima generación. El motivo de su ausencia fue el mismo que casi hace que no estuviera en las películas de su propia saga y es que solo quería volver al personaje si este tenía un sentido dentro de la historia, pero cualquiera que haya visto Star Trek de J.J. Abrams tendrá claro que en esta historia es una de los elementos claves de la misma y realmente el de mayor importancia para esta nueva línea de aventuras.

Actualmente es parte del elenco de Fringe como el Doctor William Bell.

Como consejo final si podéis escuchar su voz en versión original y no doblada, con todo respeto a la profesión de actor de doblaje que es algo que me gusta y respeto mucho, hacedlo, ya que merece mucho la pena.

Extracto del libro “Los sesenta no pasan de moda” (Dolmen Editorial, 2014).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *