Cómic,  Comunicar,  Shows

Ibáñez en el CBA de Madrid

Fotografías de Pepe Rubies.
Fotografías de Pepe Rubies.

Francisco Ibáñez es un nombre (y un hombre) que no precisa presentación alguna. Todos hemos crecido con él y con sus dos famosas creaciones, Mortadelo y Filemón. Pero realmente esos dos ineptos agentes secretos no son más que la punta del iceberg de una larga trayectoria profesional, una que comenzó hace varias décadas y que parece que no tiene un final a la vista.

DSC_0046

En el CBA de Madrid podéis ver una interesante muestra de su trabajo, que recorre lo más y lo menos conocido de este autor, con abundante material gráfico e informativo, además de varias planchas originales que permiten estar realmente frente a frente con su genio creativo.

DSC_0032

Al contrario de lo que podría esperarse, y no negaré que ese temor tenía, no es una exposición que solamente brinde las partes buenas, ya que es bien sabido la fuerte influencia (o copia en ocasiones) que algunos autores franco belgas tuvieron en su obra. Destaca por derecho propio André Franquin conocido por personajes como Spirou o Tomás el Gafe, con el que Ibáñez tiene no pocas deudas, que en ocasiones llegan a traslaciones directas de algunas viñetas.

Algo que si bien hoy resulta llamativo, no tanto en la época, y es que todo debe verse en su momento histórico concreto. Y la verdad, es que si vas a copiar, mejor hazlo de los grandes.

DSC_0028La muestra se completa con unos pequeños expositores de mercadotecnia, una asignatura todavía muy pendiente en nuestro país, con algunos de los muñecos que todos hemos tenido en nuestra infancia, junto con alguna otra joya realmente complicada de encontrar. Además de un gran mural lleno de portadas y una pantalla que muestra el proceso de creación de la película Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo.

DSC_0043

Aunque lo que más interesante no es parte de la propia exposición, es el libro de visitas en el que uno puede firmar justo antes de salir de la misma. Es allí, en esas páginas llenas de agradecimientos, dibujos y palabras llenas de cariño, cuando uno se da realmente cuenta de cómo Francisco Ibáñez acompaña e influye a generaciones muy distintas, a padres, hijos, nietos…

… y lo que queda por venir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *