Cine,  Comunicar

Cine vs. televisión (o una mesa redonda en la Malta Film Week)

Es curioso el cómo en ocasiones se planea una charla y lo que termina saliendo es bien distinto, como ejemplo está la mesa redonda Malta´ s Film Culture & Ecosystem de la Malta Film Week que ya desde un principio se desvió por completo para centrarse más en temas puramente profesionales. En el cómo y porqué del trabajo de la producción cinematográfica, pero también parando en las mismas islas en lo que se refiere a televisión, y aunque en un principio y bajo un prisma más superficial haya muchas diferencias, al final todos van en el mismo barco remando en una única dirección.

Al menos esto es lo que se desprendía de los comentarios e intervenciones de Winston y Colin Azzopardi, Abigail Mallia y Paul Parker a lo largo de algo más de una hora, incluyendo preguntas (en ocasiones disertaciones) del público asistente. Todos ellos de origen maltés, con carreras centradas en el mundo de la producción audiovisual, pero en estamentos y con enfoques distintos.

Abrió la charla el productor Winston Azzopardi, quien además fue uno de los que más se extendió en sus respuestas. El productor de Troya o Jurassic World Dominion incidió en la importancia de saber encontrar el mercado y público adecuado, además de la lógica importancia que tiene una buena grabación, la siguiente postproducción y recaló en que una gran cantidad de la producción local es independiente.

Esto es algo que por su parte también lanzó Colin Azzopardi, director de segunda unidad de cine y televisión que ha trabajado en Juego de tronos o Guerra mundial Z, pero añadió a la suma el problema de financiación que tienen los proyectos más locales. En su opinión se precisan más ayudas tanto públicas como privadas, todo ello enfocado a potenciar el talento local que ya existe en Malta.

La directora televisiva Abigail Mallia también aprovechó su turno para recalcar esa importancia de atraer financiación y lograr coproducciones, al igual que otros países más pequeños han logrado con éxito. Una vez más saltó a la palestra la importancia que debía tener el talento local, al que se debía formar y dar experiencia, además que lograr tener una industria cinematográfica propia aseguraría que muchos de ellos no se vayan a Hollywood y otros destinos en busca de trabajo (sin volver la vista atrás).

Por su parte el fundador de Paul Parker Films fue más breve y parco en su participación, dando la razón a sus colegas en lo referente a las necesidades que tiene la industria local para ser competitiva a nivel internacional. Una vez más apareció la necesidad de una buena fuente de financiación, además de la importancia de la coproducción, sin dejar de lado la búsqueda y empuje del talento local.

¿Y entonces qué diferencias existen realmente entre el cine y la televisión? No tantas como podría parecer, aunque Winston Azzopardi afirmó que él sin duda prefiere la producción cinematográfica. ¿El motivo? El trabajar con un solo equipo y un solo director, frente a las idas y venidas que hay en las series televisivas en las que no siempre repite un mismo realizador (ni equipo) lo que, en ocasiones, puede hacer mella en la producción final.

Lo que queda claro, como ya se expuso en la rueda de prensa inicial del evento (que en las intervenciones de los ministros tenías cierto aire electoral), es que Malta tiene hambre de cine, hambre de televisión, hambre de crear historias que atraigan, en definitiva Malta tiene hambre de conquistar las pantallas de todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *