Cómic,  Comunicar,  Tira tintas

Maldad Eterna (los villanos al poder)

Imaginad un mundo en el que los villanos siempre ganen, da igual lo que hagan los héroes (o el héroe, ya que solo habrá uno) la batalla está ganada de antemano. Pero el terror es mayor si además estos malvados son contrapartidas de los héroes más grandes del mundo, es decir de la Liga de la Justicia de América.

El Sindicato del Crimen apareció por primera vez en 1964 siendo el total reflejo oscuro de los héroes (todo según aquella época, claro. Así que eran malos pero inocentones) que se enfrentaban a un Lex Luthor heroico cuyo hijo conoceremos en las Crisis Infinitas. En esta misma misma macro saga hará su última aparición el Sindicato del Crimen, intentando salvar a su mundo del fin y descubriendo un lado heroico que nadie podía creer.

 

Posteriormente quedaron en barbecho durante muchos años ya que el concepto según era no podía funcionar en épocas más recientes, al menos hasta que Grant Morrison y Frank Quitely los trajeron de vuelta en el delicioso JLA: Tierra 2. Un tomo lleno de referencias a las etapas clásicas pero con unos personajes actualizados sin perder su esencia y una historia llena de fuerza que logró pasar a la posteridad a pesar de las actualizaciones que vaya a sufrir (y ha sufrido) el universo DC.

Ahora estos villanos están de regreso como auténticos protagonistas de Maldad Eterna (Forever Evil) y bajo la afirmación de que “este mundo es nuestro” pretende conquistar la Tierra (con bastante éxito por lo que se deja ver), reclutando además para tal fin a los antagonistas más conocidos, aunque no todos están tan a favor.

Lex Luthor, no podía ser otro ya que es tanto el oponente de la Liga de la Justicia como del Sindicato del Crimen, se pregunta dónde está Superman mientras todo esto sucede y no ve más solución que tomar cartas en el asunto. Por algo es quién es y nadie va a quitarle lo que es suyo, aunque tengo que morir en el intento.

Este primer número sienta las bases de todo lo que está por venir en este cruce entre series, con los héroes en un segundo plano y dejando la resolución en manos de quiénes menos lo esperarías. Además se presenta a todos los actores de la trama, en concreto en una página desplegable que es un auténtico quién es quién de malvados de DC Comics.

Si bien la lectura es entretenida y amena, además que sirve para conocer más de las versiones de los personajes en esta nueva versión, no puedo evitar notar un cierto regusto a Underworld en la misma. Próximos números dirán si estoy o no equivocado, de momento (y si me disculpáis) me lo volveré a leer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *