Cine,  Cómic,  Tira tintas

Batman + the Green Hornet: solo apto para fans

Cualquier lector habitual sabrá que soy un gran fan de las series de los años sesenta, algo que queda totalmente demostrado en el libro Los sesenta no pasan de moda y en el hecho de que en unos meses comenzaré a preparar uno dedicado al Batman de Adam West (bajo micromecenazgo, así que está en vuestras manos). Con esto claro a nadie le extrañará que literalmente diera saltitos de alegría al saber que ECC se atrevía a editar el cómic en el que juntan los caminos del cruzado encapotado y el Avispón Verde, o the Green Hornet si nos atenemos a su nombre original.

Estos dos héroes protagonizaron dos conocidas cabeceras en la citada década y de hecho ya se cruzaron en su momento en una capítulo doble que iba de un título a otro. Esta idea se retoma en este tomo que guioniza el conocido Kevin Smith, amante declarado de ambas producciones y que es evidente que se deja llevar por ese amor en las páginas de esta historia.

Desde la primera viñeta todo está bañado por el estilo que tan famosas hizo a ambas, aunque es inevitable notar una mayor preponderancia del rollo camp y pop del Batman de William Dozier. Quizá no tanto por que la calidad sea mayor que la otra, pero nadie podrá negar que ha pasado de forma más icónica a la historia y es que el colorido que tenía, junto con un cierto toque de comedia, sumado a unos grandes actores interpretando a los villanos y a un Adam West que conquistó (y conquista) los corazones de todos ha hecho que esta sea mucho más reconocida.

Pero no por ello está desequilibrado y la presencia de ambos héroes está bien desarrollada sin que ninguno sea más protagonista que otro. Lo mismo sucede con sus dos jóvenes ayudantes, Robin y Kato, que aunque están a la sombra de sus maestros tienen sus momentos de gloria y de relevancia, pero las series se llamaban the Green Horten y Batman, no Robin y Kato. No lo olvidemos.

Kevin Smith rinde un total tributo a una forma de hacer historias que ha quedado en el pasado, embellecida por el recuerdo de quiénes la vimos de niños (en reposiciones, es cierto) y que hemos querido saber más según íbamos alcanzando nuestra etapa adulta.

Aunque esto mismo hace que no sea del todo accesible al que no sea habitual de estas producciones, que si bien podrá encontrar el producto que nos ocupa entretenido no lo disfrutará tanto y no dejará de ser una lectura anecdótica para él.

Esta obra es el homenaje definitivo a estas series. Hecho desde el alma de un fan para otros fans, logrando condensar todo el sabor camp y haciendo que nuestro corazón lata a ritmo pop.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *