Doctienda

¿Qué debo hacer?

A la hora de tener una tienda, igual que en cualquier ámbito de la vida, hay veces que te planteas qué puedes ofrecer y qué no. Hay voces que dirán:

Puedes hacer lo que quieras con ello. Es tuyo, ¿no? Entonces, lo que te apetezca.

Es una buena respuesta. Pero, por mi parte, considero que es malinterpretable. Si esa pregunta se dirigiera a mí, mi respuesta sería un poco distinta:

Haz y ofrece lo que quisieras que te ofrecieran a ti.

Parecida, pero distinta.

A veces nos cuesta ponernos en el lugar de otra persona. Haz un esfuerzo: piensa que te están haciendo lo que ellos reciben. ¿Cómo te sentirías y qué pensarías?

Como hemos dicho, eso sucede en cualquier ámbito de la vida, y, naturalmente, también a la hora de tener una tienda.

Al ser vendedor, ofreces un producto a tu comprador. Para ello, tienes que tener en cuenta y valorar cómo quieres que sea tu producto y la experiencia del cliente.

En mi caso, a la hora de llevar la Doctienda, decidí proponer merchandising chulo, que me gustara a mí. Una premisa más importante aún: que yo compraría.

Todo esto es relevante. Lo prometo.

Esta semana en la web de La Consulta está abierta, los artículos están orientados a James Bond, y mi aportación no será menos.

Hace unas semanas hice un pedido para los packs de postales de James Bond que quería ofrecer en la tienda. Al recibirlas, vi que en todos los juegos había un error de impresión. Una marca de imprenta donde debía haber un fondo blanco. No era mucho, pero se veía claramente.

¿Qué debería hacer?

La respuesta fue sencilla. Yo no compraría eso, ni tampoco me sentiría orgullosa de venderlo. De modo que escribí a la imprenta para que trataran de solucionarlo. Me mandaron un producto que yo no había solicitado y que, por lo tanto, yo no había pagado. La imprenta, tras comprobar que lo que decía era cierto, enmendaron el error con la reimpresión del material.

Seguramente, al tener conocimiento de ese fallo, ellos tampoco se sintieron orgullosos de ofrecer ese producto. Y lo solucionaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *