Os prometo que a los autores nos encantaría firmar en todas las ciudades, pero por desgracia casi siempre sale de nuestro bolsillo y no se puede. Muchas veces las presentaciones se organizan aprovechando un viaje personal o de trabajo, otras durante unas vacaciones o más bien a costa de estas.

Lo que se percibe de cada obra vendida es bastante bajo, motivo por el que desplazarte, alojarte, comer y esas cosas, termina siempre costando más dinero del que podrías ganar. Es una lástima, pero para poder charlar con cada lector, el autor debe asumir que sí o sí va a poner de su bolsillo.

Distinto es cuando la editorial asume lo que debería ser obligado, un evento te invita o una tienda está interesada en ello (y puede). Por parte del autor es extraño, y hasta el momento no conozco ningún caso, que siendo así no organice de nuevo todo lo que haga falta para poder ir, pocas cosas hay mejores que poder conocer a un lector.

Espero que no suene mal, pero no preguntéis a un autor cuándo irá; ya que por él sería siempre, a todas partes y encantado. Mejor preguntad a la editorial o al evento, y ellos (quizá) se decidan a llevar a ese creador. Realmente ellos (y vosotros) tienen la sartén por el mango en este aspecto, algo que normalmente es poco conocido por el lector.

A todos los que estamos detrás de una obra nos encanta conocer a los del otro lado, poder charlar y tomarnos una caña, que nuestro bolsillo lo permita es un tema realmente distinto.

Gracias por vuestra comprensión.

10953224_10153044434582421_2910829986495219373_n

5 thoughts on “¿Vas a venir a firmar a mi ciudad? Unas verdades tras el mito

  1. Totalmente cierto que en la mayoría de los casos el autor tiene que poner de su bolsillo, sin embargo la continuación del artículo no explica la verdad tras el mito como promete.
    Mucho hablar de escribir sabiendo muy poco del mundo editorial parece una característica presente en muchos escritores hoy en día. Y la excusa de que se es escritor y no tiene por qué saberlo es solo eso: una excusa.

      • Casi me emociono al ver lo de “tienes razón”!
        Bueno, a lo que me refiero es que si un lector le pregunta a la editorial, esta dará la misma respuesta. Seguro que en la mayoría de los casos la editorial tampoco puede permitírselo; hay que recordar editoriales grandes hay pocas.

        • Hombre, si tienes razón, pues tienes razón 🙂

          Supongo que lo ideal es la opción del medio que planteaba un amigo que es librero. Venía a ser que la editorial costea el viaje, la librería el hotel y las dietas, y el autor pierde un día de trabajo (o bueno, más bien trabaja de otra forma sería más exacto).

          Soluciones hay, esa es una que tiene mucha lógica.

          Por mi parte he ido asumiendo diferentes firmas y presentaciones, como la gira que me haré en breve, a costa total de mi bolsillo y sacrificando otras cosas. Sabiendo que no voy a recuperar, ni de lejos, lo que costará. Pero poder charlar con un lector y conocer a la gente que ha disfrutado con mis libros, es una experiencia fantástica.

          • Una buena opción, y una pena que la lógica no abunde.
            Y hablo como parte de una editoral pequeña, nunca he compartido gastos con una librería, los he asumido, así que tampoco estoy muy segura de que muchas librerías estén dispuestas.
            Quizás también es un problema de comunicación y no planteárselo.

            Deberíamos de tener la opinión de un librero.

            Lo que está claro es que es injusto que sea el autor el que cargue con todo teniendo en cuenta que los beneficiarios son tres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website