Es evidente que Marvel Studios ha logrado algo que su homólogo editorial nunca ha terminado realmente de conseguir: alcanzar y tener un público mayoritario, convirtiendo cada producto que lanza en un total y un absoluto éxito. Esto lo ha alcanzado amparándose en su propia fórmula a la hora de realizar adaptaciones cinematográficas de sus personajes, basándose mucho o poco en las historias de los cómics dependiendo de la entrega, y conformando una muy larga película que todavía no ha llegado a su fin y marcando las pautas que los demás intentan seguir (Warner Bros. y su DC Extended Universe).

Ahora es el momento de reencontrarnos con Thor en el tercer filme de su saga que lleva por título Thor: Ragnarok en una total referencia al crepúsculo de los dioses nórdicos. En esta ocasión el enfrentamiento será con la mismísima Hela (la siempre increíble Cate Blanchett), la diosa de la muerte, y en su camino a esta batalla volverán a aparecer viejos rostros conocidos como Loki, su siempre fiel a la vez que traicionero hermano, el increíble Hulk y otros nuevos como el Doctor Extraño, lo que ya se adelantó en la escena postcréditos de la película de este hechicero.

Al igual que todas las aventuras cinematográficas de Marvel hasta el momento, esta cumple lo que promete, da lo que revela el tráiler y también logra que lo que se ve en este avance, que casi parecen dos películas en una, se maneje de tal forma que encaje todo a la perfección en un único metraje sin que nada resulte forzado o parezca de relleno (que lo sea o no es otra cuestión).

No estamos delante de Capitán América: El soldado de Invierno, sin duda la mejor producción hasta el momento de estos estudios, pero tampoco lo estamos de un título de peor calado o menor calidad que otros ya vistos. Thor: Ragnarok sabe lo que busca, sabe lo que ofrece y sabe lo que el espectador quiere ver. Una de las claves de esta productora es el humor (quizá más en el caso de Iron Man que en el de otros personajes) y también está presente a lo largo de este título, con una escena inicial que nos hace dudar ya que parece sacada de una película de Adam Sandler hasta que rápidamente gira en una batalla épica y perfectamente coreografiada en la que los que somos lectores veteranos de Marvel pensaremos “Sí, tío, este es Thor”. A partir de ahí el filme no deja un respiro al público salvo los obligados momentos de alivio y parón para que las escenas sigan impactando, todo ello además de las actuaciones de unos intérpretes que con el paso de los años han terminado mimetizándose tanto con los personajes que ya no es posible distinguir dónde acaban unos y empiezan otros.

Si alguien me pregunta por mi opinión personal, tengo que destacar sí o sí a Tom Hiddleston encarnando como el avieso Loki, a Anthony Hopkins repitiendo de nuevo como Odín (¿cuándo volverá West World?); tampoco puedo dejar de citar las incorporaciones de Jeff Goldblum y su divertida versión del Gran Maestro que en este caso se nos muestra como un poderoso hombre dedicado por entero al placer en el sentido más romano de la palabra, y Karl Urban que desde hace años se ha catapultado gracias a sus dotes. Para los que sean muy cinéfilos, atentos al cameo de Sam Neil y otros nombres conocidos de Hollywood. Estad alerta.

Thor: Ragnarok cumple a la perfección con el círculo de narrativa clásica: se ha presentado al héroe, se le ha llevado a su momento de mayor poder, se le ha hecho caer a las profundidades del abismo, y se le hace renacer de sus cenizas cual ave fénix. Todo ello salpicado del estilo Marvel cinematográfico, que en este caso aleja la producción en parte de sus propias cánones dejándola un espacio propio que es de agradecer.

Queda todavía camino hasta llegar a Vengadores: La guerra del infinito, boom final de toda esta trayectoria que comenzó en 2008 con Iron Man. Habrá que esperar hasta 2018 para ver las nuevas puertas que abren esta historia, empezando por la película de Pantera Negra, así que mientras tanto, id al cine y disfrutad del poder de un dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website