En 1984 una imparable máquina de matar se abrió paso en la pantallas del cine, la primera entrega de la conocida saga Terminator (precisamente titulada The Terminator) llegó para golpear al espectador con una historia de ciencia ficción salpicada de terror.

terminator_01_portada

Todo venía de una pesadilla que tuvo James Cameron, su guionista y director, en el que un esqueleto metálico surgía de entre las llamas. Aunque realmente no solo es a él al que debemos nombrar, ya que el trabajo de Harlan Ellison está muy presente.

En concreto Soldier y Demon With a Glass Hand, dos recomendables historias de The Outer Limits en las que encontramos algunos de los pilares de esta saga. Además de su extraordinario relato I have no mouth and I must scream, en el que se presenta a A.M, una supercomputadora que toma consciencia de sí misma y decide terminar con la humanidad, un precedente más que claro de Skynet.

Estas referencias son todavía más claras si además de las películas uno se adentra en el resto del universo de Terminator, ya que no hay que olvidar que hay una serie de televisión, novelas, videojuegos y cómics. Que es precisamente aquí, en los cómics, el sitio en el que nos vamos a quedar.

Terminator 2029-1984 previo-15

Desde un primer momento la saga, a través de Dark Horse, fue extendiendo su mitología y yendo más allá de lo que eran lo protagonistas de las películas. Así descubrimos más sobre la rebelión, Skynet, e incluso de Dudley o I825.M para las máquinas.

Este personaje es un hombre que tras sufrir graves heridas en la guerra contra las máquinas, es convertido en una de ellas en parte, Skynet logra tener control sobre él pero esto llegará a su fin. Y de hecho, en 1984 tras haber viajado en el tiempo se auto terminará. Es innegable que el Marcus Wright de Terminator Salvation cogió sus pilares de aquí.

En The Terminator 1984-2029 regresamos a ese terrible futuro en constante guerra contra Skynet, pero también al pasado en el que Kyle Reese deberá correr no por su vida, si no por la de Sarah Connor y el hijo que un día tendrá, John Connor, líder de la resistencia contra las máquinas.

Como bien recoge su título, con ese The, Zack Whedon y Andy Macdonald, nos llevan de vuelta a los hechos que se sucedieron en la primera película, recuperando así a Kyle Reese y Sarah Connor, además de toda la mitología inicial que aparece en esa primera entrega casi de pasada, pero que revela mucho más de lo que parece.

Terminator 2029-1984 previo-5

La historia comienza en el año 2029, un momento muy importante ya que es cuando Kyle Reese viajará en el tiempo, además se re programará a al T-800 de Terminator 2 y Skynet creará al T-1000 (aunque esto es algo que excede a la trama del cómic), con Paige y Ben. Estos dos jóvenes son miembros de la rebelión y amigos de Reese, los tres cruzarán sus caminos con una banda de expulsados de la rebelión cuyo único interés es matar terminators, sin seguir orden alguna.

Todo hasta que Reese deba viajar al pasado, entonces el giro nos lleva hasta los acontecimientos que conocemos, pero contados aquí con mucho más detalle y profundidad que nunca. Este tomo no es solo una aventura más de la saga, es el nexo que cuenta todos esos vacíos que nunca se habían llegado a explicar y que hacía que se tambaleara.

Claro, que como todo aficionado a Terminator sabe, no existe solo una línea temporal (algo que queda claro con el retraso, pero no el haberlo evitado, del Juicio Final), y cada vez que uno u otro bando mete mano y viaja, se altera más. Esto es además parte de la explicación para lo que se ve en Terminator 3 y Terminator Salvation, además de en Terminator: The Sarah Connor Chronicles. Así que estad preparados para ello.

Si eres un amante de la saga, este es tu cómic.

944809

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website