El mundo del cómic lleva años buscando una forma de encontrar un nuevo camino a seguir, ya que al igual que otros campos intenta romper las fronteras marcadas por el auge de las pantallas. Unas fronteras que han permitido que la información (y la desinformación) sea más accesible que nunca, que los contenidos creados en un país sean fácilmente consumidos por otro a miles de kilómetros, y en medio de todo ello está la creación que tiene su base en el papel que no ha terminado de saber dar el salto.

Sí que ha habido intentos, como el libro digital que si bien no ha logrado imponerse, y tampoco terminar con el libro tradicional (algo que auguraban muchas voces hace cosa de una década), sí ha pasado a estar normalizado; también se han comercializado en DVD cómics animados, algo que en cierta forma recordaba a los viejos dibujos Grantray-Lawrence Animation, y que ha quedado como poco más que una curiosidad.

Ahora llega Javi de Castro y lanza The eyes, una interesante serie de historias cortas que podéis ver en su web y que bien puede ser el camino a seguir. Este creador, conocido por obras como Sandía para cenar o La última aventura, ha fusionado de forma realmente magnífica su talento gráfico (que es mucho) con las posibilidades que otorgan las pantallas y la conectividad, dando forma a un producto que está dando mucho qué hablar.

De forma personal he de decir que en el pasado he tenido la suerte de colaborar con él, en proyectos que hoy han quedado en el recuerdo, y desde entonces he seguido su carrera teniendo muy clara una cosa: que en un futuro no muy distante iba a ser un nombre referencial para la industria del cómic. Y ahora mismo, así está siendo, logrando incluso que el propio Scott McCloud haya recomendado en su Twitter The eyes.

Podría deciros muchas cosas sobre este trabajo, pero siempre es mejor ir directos a la fuente, así que os dejo con una breve entrevista.

¿Cómo surge la idea de este serie?

Por muchos motivos. Después de terminar Larson, el hombre con más suerte del mundo no tenía interés en ningún proyecto, varias coincidencias me llevaron a recordar mi amor por el relato corto. Y se juntó con ganas de retomar el formato web tras 6 años sin hacer nada, y me puse a pensar por qué el digital no acababa de calar en el público, por qué lo olvidamos con facilidad y me dí cuenta que mucha culpa la teníamos los propios autores.

Así que inicié este proyecto no con una si no con cinco historias, con un titulo y un tema común, con portadas de cada episodio, etc, todo un esfuerzo de promoción que no se suele hacer, y lo más importante: encontrar la forma de que solo se pueda leer en digital, no como una promesa, si no literal.

¿Piensas que esta combinación de ilustración y tecnología es el camino a seguir en el cómic?

No creo que sea el camino, es un camino más. Pero desde luego es más interesante aprovecharse de esa tecnología que limitarse a utilizarla como difusor.

¿Crees que podría ser exportable de alguna forma a papel?

The Eyes no. En tal caso alguna historia es adaptable, pero habría que cambiarlo todo. Y no sería exactamente lo mismo, como en cualquier adaptación, claro.

El propio Scott McCloud lo ha recomendado, ¿qué sentiste al verlo?

Que estaba haciendo bien las cosas, McCloud no solo es un gran teórico si no que además ha investigado y experimentado mucho el cómic digital, así que es un honor.

Las historias tienen un regusto a The Twilight Zone y Black Mirror, ¿son dos de tus inspiraciones?

Sí, más The Twilight Zone, soy muy fan, pero me encantan este tipo de series. También Historias para no dormir o Inside No. 9. Esta es una de las grandes culpables, junto a un recopilatorio de relatos de Roald Dahl y Universo de Monteys, de recordar porqué me gustan tanto las historias cortas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website