Hacer una justa crítica a este libro de Julián M. Clemente es complicado o directamente imposible. El duro trabajo de documentación del autor, junto con una narrativa fluida y el sinfín de anécdotas que pueblan este libro hacen de él toda una delicia. Un tomo imprescindible para todos los amantes de Spider-Man pero también para los aficionados al cómic o sencillamente a los que les interese la cultura pop.

¿O acaso hay algo más pop que este hombre con un pijama rojo y azul que trepa por las paredes?

Desde la editorial Panini llega esta lectura obligada, el lugar perfecta ya que desde hace años es la que lleva publicando las aventuras de Spider-Man y el resto de héroes de Marvel Comics aunque es cierto que es bastante menos prolífica en lo que a libros de divulgación se refiere. Motivo por el que todavía es más de agradecer que hayan tomado la decisión de lanzarse a la piscina.

La historia del arácnido es larga y compleja, no en vano lleva más de medio siglo dando guerra y eso es por algo. Al igual que pasa en muchas ocasiones hay una historia antes de esa historia, las ideas aparecen, los autores proponen y en ocasiones surgen problemas como la sabida discusión sobre la autoría de Steve Ditko vs Jack Kirby, precisamente uno de los temas en los que ahonda Clemente.

No se queda ahí y profundiza también en la visión que Stan Lee y Ditko tenía sobre el personaje, junto con el cómo fue cambiando la relación y ellos dos alejándose. Esto permitió la llegada de otros grandes, tanto en lo que a guión se refiere como a ilustración, lo que por otro lado provocó que poco a poco las tramas más urbanas se perdieran. Luego volvieran. Pasaran a ser fantásticas. De nuevo con criminales…

Un muy largo recorrido en el que Julián Clemente no deja ningún punto sin tratar. No solo en lo que se refiere a aspectos generales, la gran cantidad de detalles hace que estemos prácticamente ante una enciclopedia narrada y nos obliga a seguir adelante en todo momento.

Aunque hay un punto en el que querremos dejarlo. Cuando ella murió. El mayor shock en la vida del trepamuros y que marcó (y seguirá marcando) a sus lectores. El adiós a Gwen Stacy. La perfecta y dulce Gwen que morirá a manos del Duende Verde o quizá fue por culpa del propio héroe. Da igual, ella igualmente se marchó.

El personaje va creciendo, las incursiones en televisión llegan entre las que destacan Spider-Man and his amazing friends. Una producción que se alejaba en gran manera de la esencia del personaje pero que logró hacer mella en el espectador, al punto de que hoy en día todavía es apreciada. Este es uno de los hitos sobre los que se habla, sin dejar de lado otros imprescindibles momentos con las Secret Wars y el traje negro que era una idea de un lector, la fantástica historia que hoy conocemos como La última cacería de Kraven

… y la boda.

Peter Parker se casa. Algo que lejos de ser una idea del agrado de todos provocó bastantes disputas dentro de La casa de las ideas, como bien relata Clemente. Si fue un acierto o no es ya arena de otro costal y toca al lector decidirlo. También el cruce con Superman trajo bastantes quebraderos de cabeza pero logró ser un éxito sin precedentes y abrió la puerta a un sinfín de héroes compartiendo aventuras sin importar su procedencia editorial.

Todo esto y más.

Eso es Spider-Man: La historia jamás contada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website